Según una encuesta, latinos y afroamericanos sienten desconfianza hacia los proyectos de vacunas

Foto: CNN

Un relevamiento de varias organizaciones concluyó que cerca de la mitad de la comunidad negra y dos tercios de la hispana aceptarían recibir las dosis ni bien sean aprobadas, pero un menor porcentaje confía plenamente en su seguridad.

Varios proyectos de vacunas que combaten al COVID-19 se encuentran al final de su Fase 3, lo que permitirá en las próximas semanas obtener una aprobación de emergencia para comenzar finalmente a dotar de una cierta inmunidad a la población de riesgo.

Ante la inmediatez de esta situación -se estima que la vacunación comenzará a inicios o mediados de diciembre en Estados Unidos- surge la inquietud de cuántas personas estarán dispuestas a recibir una vacuna que ha sido aprobada en tiempo récord.

Según una encuesta realizada recientemente por diversos organismos nacionales -COVID Collaborative, Langer Research, UnidosUS y la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color- los afroamericanos y latinos no muestran una confianza total en este proceso.

El relevamiento, realizado antes de que Moderna, Pfizer, Sputnik V y AstraZeneca anuncien una inmunidad superior al 90%, concluyó que el 48% de la comunidad negra se colocaría una vacuna cuando sea aprobada. En los latinos, ese porcentaje ascendería al 66%.

Sin embargo, solo el 34% de los latinos manifestó sentirse seguro con la vacuna y el 40% confía en su eficacia, siempre según esta encuesta realizada a más de 250 personas de la comunidad hispana en todo el país.

La comunidad afroamericana, en tanto, muestra niveles muy bajos de confianza (14%) y eficacia (18%). En este caso, la muestra es aún mayor, ya que se relevó a más de 1.000 personas.

Si bien las autoridades a nivel mundial destacan que ninguna vacuna será aprobada sin cumplir con todos los protocolos de seguridad, existen varios motivos que alimentan la desconfianza de la población.

Por un lado, es indudable que ninguna vacuna contará con una completa evaluación de las posibles consecuencias a largo plazo que podría tener cualquiera de los proyectos que se encuentran en carrera. 

Es destacable que, a lo largo de la historia, estas consecuencias son muy extrañas y aisladas, pero no deja de generar inquietud en algunas personas que un proyecto de este calibre se apruebe en tiempo récord.

Otra causa que ha comenzado a cobrar importancia tiene que ver con las teorías conspirativas, que afirman que la vacuna es un elemento para controlar a la población. Estas afirmaciones, sin sustento alguno, han ganado fuerza en buena parte de la población y podrían explicar la desconfianza de una buena porción de afroamericanos y latinos.

Translate »