Según la Universidad de Minnesota la pandemia podría durar entre 18 y 24 meses

La prestigiosa casa de estudios anticipa tres posibles escenarios basados en el estudio de crisis sanitarias del pasado.

En una investigación denominada: “COVID-19: El punto de vista de CIDRAP”, la Universidad de Michigan indica que, dependiendo de las medidas de contro,l entre un 60 % y un 70 % de la población podría infectarse hasta alcanzar el umbral crítico de inmunidad colectiva que detenga el avance del virus, el cual podría durar entre 18 y 24 meses.

Debemos estar preparado para al menos otros 18 a 24 meses de actividad COVID-19 significativa, apareciendo puntos calientes periódicamente en diversas áreas geográficas”, revela el informe.

Los antecedentes muestran que desde principios del siglo XVIII, se han producido al menos ocho pandemias de gripe globales, y cuatro de ellas ocurrieron desde 1900: en 1918-19, 1957, 1968 y 2009- 10.

 Los especialistas destacaron que es útil tomar como referencia las pandemias de influenza pasadas mientras se intenta determinar una visión para el futuro de la pandemia de COVID-19. “Identificar similitudes y diferencias clave en la epidemiología de COVID-19 y la influenza pandémica puede ayudar a imaginar varios escenarios posibles para el curso de esta pandemia”, detalla la investigación.

Luego de analizar el comportamiento en las pandemias del pasado, los resultados pronostican un primer escenario donde la primera ola de COVID-19, en la primavera de 2020 es seguida por una serie de olas repetitivas más pequeñas durante el verano, y, luego, de manera consistente, durante un período de entre uno y dos años, disminuyendo gradualmente en algún momento de 2021. Dependiendo de la altura de los picos de las olas, se podría requerir la restitución periódica y la posterior relajación de las medidas restrictivas en los próximos uno o dos años.

Un segundo escenario plantea que la primera ola es seguida por una más grande, en el otoño o invierno de 2020, y por una o más olas subsiguientes más pequeñas en 2021. Este escenario, similar a lo que ocurrió con la pandemia de 1918-19, requería la restitución de las medidas de mitigación en el otoño para intentar reducir la propagación del COVID-19 y evitar que los sistemas de salud se vean abrumados. 

En un tercer escenario planteado, la primera ola es seguida por una “combustión lenta” de transmisión y registro de casos, pero sin un patrón de onda claro. Este tercer escenario, probablemente, no requeriría la restitución de las medidas restrictivas, aunque los casos y las muertes seguirían registrándose.

De esta manera, las instituciones especializadas contribuyen ofreciendo marcos de referencia para conocer el probable comportamiento del virus, aunque parece imposible predecir con certeza su comportamiento en un mediano plazo.

Translate »