Se asignan $2,3 millones a inquilinos que enfrentan desalojos en Nueva Jersey

Foto: njspotlight.com

La subvención está destinada a ayudar a miles de inquilinos que no han podido hacer sus pagos mensuales de alquiler después de que la pandemia de Coronavirus dejó a más de 1,5 millones de habitantes del estado en busca de beneficios por desempleo.

En el afán por frenar el “tsunami de desalojos” en el marco de la pandemia, se destinará un apoyo de $2.35 millones para brindar asistencia legal a gran cantidad de inquilinos de Nueva Jersey que pueden perder su techo.

La medida de alivio será llevada a cabo por la Subvención de Estabilidad de Vivienda y provendrá del Fondo de Ayuda para la Pandemia de Nueva Jersey, una organización sin fines de lucro creada para colaborar con los residentes que sienten los efectos económicos de la actual coyuntura. Se asignará a la Red de Desarrollo Comunitario y de Vivienda de Nueva Jersey (HCDNNJ) y los Abogados Voluntarios por la Justicia.

La primera dama del estado, Tammy Murphy, resaltó la incidencia que tuvo el COVID-19 en la crisis habitacional: “Ha golpeado con más fuerza a los más vulnerables, dejando a muchas familias preocupadas por tener un techo sobre sus cabezas. Esperamos que esta subvención ayude a los inquilinos y propietarios a comprender sus derechos y navegar por un sistema complejo durante estos tiempos increíblemente difíciles”.

Por su parte, el gobernador Phil Murphy promulgó algunos pasos para ayudar a los locadores y locatarios, incluido el aplazamiento de algunos pagos de la hipoteca para que los depósitos de seguridad se utilicen para pagar el alquiler. También creó fondos de ayuda y una moratoria sobre los cierres patronales y de servicios públicos por falta de pago del alquiler.

En este sentido, Staci Berger, presidenta de HCDNNJ, reconoció a NJ Advance Media la problemática de los desalojos como resultado del Coronavirus y dijo que la subvención significa “una pieza importante del rompecabezas para mantener a las personas resguardadas ahora y después de la pandemia”.

Cabe destacar que casi $ 1.9 millones de la ayuda recaerá sobre la HCDNNJ para aumentar los servicios de extensión y asesoramiento para inquilinos que enfrentan desalojos, mientras que Volunteer Lawyers for Justice recibirá $ 650,000 para ampliar su alcance y encontrar abogados privados que brinden asesoramiento legal gratuito a residentes en riesgo.

Finalmente, la HCDNNJ se enfocará en áreas de ingresos bajos y moderados que están experimentando altas tasas de desalojos ilegales o intimidación de propietarios, como el condado de Essex, que representa casi una cuarta parte de todos los desalojos presentados desde que comenzó la pandemia. La organización también dispondrá recursos educativos para que los inquilinos conozcan sus derechos.

Translate »