Santiago de Chile se ubica como la cuarta ciudad del mundo con más casos de COVID-19

Foto: Pixabay

La capital chilena es superada por Nueva York, con 385.760 casos; Moscú, capital de Rusia, con 211.921 infectados, y Sao Paulo, Brasil, con 192.628, de acuerdo con el recuento de la Universidad Johns Hopkins hasta este jueves

En cuanto a las cifras totales de la nación, el Ministerio de Salud de Chile reportó este viernes 6.290 nuevos casos de Coronavirus en el país, para sumar un total de  231.393 contagios, e informó de 252 fallecidos más, la cifra más alta reportada en un balance diario por las autoridades, lo que ubica el conteo general de fallecidos en 4.093.

A pesar de que la capital de Chile acumula 187.974 casos confirmados, una cifra que representa más del 80 % del total de contagios del país, el ministro de Salud, Enrique Paris, rechazó la propuesta de que la ciudad entrara en “hibernación” para contener la propagación del virus.

“No es posible llevar a cabo esa medida, ya que nos quedaríamos sin servicios básicos, sin alimentación, sin atención a los adultos mayores, sin reparto de medicamentos y con una ciudad paralizada que puede incluso agravar la situación sanitaria de la comunidad”, aseguró el funcionario.

En medio de la compleja situación sanitaria que vive el país sudamericano, el presidente, Sebastián Piñera, este jueves informó en su cuenta Twitter que el Congreso aprobó un proyecto que endurece las penas y multas contra quienes infringen las normas sanitarias y cuarentenas.

Este proyecto, de acuerdo con el mandatario, permitirá un mayor control para proteger de la salud e incluye un aumento en penas de hasta 5 años de cárcel en casos más graves, eleva multas hasta $12 millones de pesos (20 mil dólares), agrava sanciones a organizadores de eventos masivos y establece trabajo comunitario para infractores.

Algunos datos para entender lo que ocurre en Santiago detallan que la capital no ha logrado disminuir más allá de 30% la movilidad, cuando los expertos señalan que para bajar el ritmo de los contagios la movilidad debe reducirse en, al menos, un 50%.

Asimismo, en Santiago deberían haber tres farmacias o perfumerías funcionando en menos de 500 metros y durante la crisis,  todas han permanecido abiertas, según indica un balance de AFP.

Esta semana redujeron de cinco días a dos, el número de permisos de salida por semana y la instauración de un permiso único de trabajo, al que se sumaron funcionarios públicos, servicios de alimentación y comercio que sean esenciales.

Translate »