Rusia presentó en Latinoamérica un medicamento para combatir el COVID-19

Se trata del avifavir, que ya fue utilizado con éxito en 30 mil pacientes de gran parte del país euroasiático. En el anuncio realizado en Guatemala participaron representantes de Chile, Uruguay, Bolivia, Colombia, Nicaragua y Honduras, entre otros.

El gobierno de Rusia presentó en Latinoamérica un medicamento que tuvo gran éxito en su país para combatir al COVID-19, ya que de los 30 mil pacientes que hasta el momento la han probado, el 90% tuvo resultados exitosos sin grandes efectos secundarios.

El anuncio fue realizado por la embajada rusa en Guatemala, y contó con la participación de representantes de gobiernos y centros sanitarios de distintos países de la región, como Chile, Uruguay, Bolivia, Colombia, Nicaragua y Honduras, entre otros.

El fármaco en cuestión es el avifavir, que fue testeado en 30 mil pacientes de 51 regiones de las 85 que tiene el país euroasiático. De esos 30 mil voluntarios, el 65% dio negativo de COVID-19 al cuarto día (mediante la terapia normal, los indicadores disminuyen al 30%) y el 90% del porcentaje restante se curó al décimo día.

Seǵún indicaron las autoridades rusas, el 17,5% de los que llevaron a cabo el tratamiento tuvieron efectos secundarios no considerados graves, como vómitos, naúseas, diarreas y dolor de pecho, aunque aclararon que “no se ha detectado ningún peligro, ni siquiera en los mayores de 70 años”.

“El tratamiento es por diez días, incluso aunque el paciente dé negativo antes de ese período de tiempo. La cantidad que se suministra se determina según el peso del paciente, pero todos han demostrado fácil tolerancia, incluso con dosis altas”, garantizó Natalia Vostokova, la jefa de operaciones de Ipharma, la organización que realizó los ensayos clínicos.

Aunque los resultados ilusionen, lo cierto es que a escalas sanitarias 30 mil personas sigue siendo un número bajo para comprobar el éxito del tratamiento, pero los resultados ya generaron interés en distintos países de Europa, América Latina y Asia, según la Federación Rusa.

La presentación fue vista también como una respuesta a la decisión de Estados Unidos de comprar la totalidad de las reservas de remdevisir, otro de los medicamentos que ha tenido bastante éxito en sus pruebas iniciales contra el COVID-19.

A diferencia del remdevisir, cuya patente pertenece en exclusividad a Gilead, el avifavir tiene licencia libre, algo que le otorga ventaja para su producción a escala global.

Translate »