Residentes de Filadelfia no consiguen medicamentos por cierre de farmacias

Foto: Pixabay

La falta de insumos se produce en medio de un clima de protestas sociales en la ciudad, que impide que algunos habitantes puedan conseguir sus medicamentos.

Las farmacias de Filadelfia fueron uno de las tantos rubros comerciales que tuvieron que cerrar sus puertas para evitar destrozos y saqueos durante las manifestaciones. Algunos residentes se vieron afectados por esta decisión y alertaron sobre la imposibilidad de obtener medicamentos recetados. 

Son muchos los empleadores que debieron tomar esta determinación desde principios de semana. Tras varios días sin abrir, las personas apuntaron contra el alcalde y protestaron por la falta de insumos para aquellos pacientes que hoy se encuentran sin poder continuar sus tratamientos. 

El Comisionado de Salud de Filadelfia, el Dr. Thomas Farley, pidió paciencia a los habitantes y destacó que, aunque no será sencillo, las personas deberían poder obtener los medicamentos que necesitan. “El primer lugar al que deben ir si su farmacia habitual está cerrada es a otra tienda de la misma cadena”, indicó.

En caso de no poder conseguir el producto en otra sucursal de la franquicia, la Ley de Farmacia de Pensilvania ampara a los consumidores y permite que las tiendas transfieran las recetas. Al respecto, Farley advirtió que -como último recurso- deberán buscar la posibilidad de obtener una nueva receta con su médico. 

Para sobrellevar la situación el Departamento de Salud Implementó una lista de farmacias abiertas en su sitio web, con algunas tiendas que ofrecen entregas gratuitas. Actualmente en Filadelfia permanecen cerradas 11 ubicaciones y las autoridades anunciaron que ya están trabajando en una reapertura lo antes posible.

Translate »