Representantes políticos solicitan al vicepresidente Pence que invoque la enmienda 25 para destituir a Donald Trump

Foto: Reuters

La irrupción violenta de simpatizantes de Trump al Congreso despertó el reclamo de diversos sectores de la política nacional para que se convoque la vigésimo quinta enmienda. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, también pidió la destitución del mandatario. 

Luego de los hechos históricos que se registraron en el Capitolio, que dejaron un saldo de cuatro personas fallecidas, un grupo de congresistas demócratas enviaron una carta al vicepresidente Mike Pence para que inicien los procedimientos de la Enmienda 25 para destituir al presidente saliente Donald Trump.

Una de las principales voces que se sumó al pedido de los congresistas fue la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien aseguró que “fue él (Trump) el que incitó a una insurrección armada contra Estados Unidos”.

El rechazo a lo sucedido no hizo más que replicarse dentro del Congreso, a tal punto que Ted Lieu, representante demócrata de California, publicó una carta en su cuenta de Twitter apuntando contra la actitud del mandatario donde alegó que “está separado de la realidad” y “sigue siendo delirante y peligroso”. 

La petición también fue respaldada en un pronunciamiento paralelo por parte del representante republicano de Illinois, Adam Kinzinger, quien en un video tomó la misma posición: “Con gran pesar pido por el bien de nuestra democracia que se invoque la 25ª Enmienda”.

De acuerdo con la cuarta sección de este apartado, “el vicepresidente asumirá de inmediato los poderes y las obligaciones del cargo como presidente interino”, cuando el mandatario “no esté en condiciones de ejercer sus poderes y ocupar su cargo”.

Pero un procedimiento de este tipo requiere que Pence, la mayoría del Gabinete de Trump o algún otro organismo que el Congreso pueda designar establezcan en un escrito que el presidente no está capacitado para seguir en el cargo. 

En ese caso, si el mandatario no lo acepta, dos tercios de la Cámara de Representantes y del Senado deben votar a favor de la destitución de Trump y, por tanto, de que el vicepresidente Pence se convierta en el nuevo presidente interino.

Aunque algunos congresistas y legisladores apoyarían esta medida -lo que marcaría un precedente en la historia política estadounidense en caso de concretarse- la representante demócrata por Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez, manifestó en un tuit que “si la 25ª enmienda no se invoca hoy, el Congreso debe volver a reunirse de inmediato para los procedimientos de juicio político y remoción”.

En ese sentido, la funcionaria reveló que los artículos de acusación ya fueron redactados y están listos para su presentación. “El presidente incitó a un ataque al Congreso. Es profundamente inestable. El Gabinete debe invocar la 25ª enmienda. El Congreso también debe perseguir el juicio político y la destitución del presidente”, escribió.

El “impeachment” o juicio político es un proceso que comienza en la Cámara de Representantes y presenta cargos de que un presidente participó en un “delito grave”, algo similar a una acusación penal. 

Por su parte, el Gobernador republicano del estado de Vermont, Phil Scott, también condenó el proceder de Trump y manifestó que “no hay duda de que el engaño, la fabricación, el interés propio y el ego del presidente nos han llevado, paso a paso, a este momento muy bajo y muy peligroso en la historia de Estados Unidos”.

Asimismo, el gobernador demócrata de Illinois JB Pritzker solicitó al Congreso que procediera contra el presidente saliente porque, en caso de no actuar, “dos semanas es demasiado tiempo para que Donald Trump permanezca en el cargo”.

A pesar de la conmoción nacional que produjeron los hechos violentos de este miércoles, el Congreso ratificó la victoria de Joe Biden en los comicios presidenciales y el vicepresidente republicano Mike Pence certificó el voto de 306 electores a favor del candidato demócrata, frente a los 232 logrados por Trump.

Translate »