Renunció el comisionado de correccionales de Nueva Jersey después de divulgarse una investigación sobre uso de “fuerza excesiva” contra reclusas

Foto: www.nj.gov/governor/admin/cabinet/

Marcus Hicks, que estaba en el cargo desde 2018, será reemplazado temporalmente por Victoria Kuhn, la actual jefa de personal del Departamento de Correccionales

El comisionado del Departamento de Correccionales de Nueva Jersey, Marcus Hicks, dimitió a su cargo un día después que el gobernador Phil Murphy manifestó públicamente su intención de impulsar el cierre del Centro Correccional para Mujeres Edna Mahan, debido a que “tiene una larga historia de incidentes abusivos”.

“Estoy orgulloso del trabajo que hemos realizado y deseo a nuestro personal y a las personas bajo nuestro cuidado lo mejor para que el departamento continúe con su misión de garantizar la seguridad y promover la rehabilitación”, dijo Hicks en un comunicado.

La renuncia del funcionario surgió después que una investigación liderada por el  ex contralor estatal, Matthew Boxer, sobre el centro único correccional para mujeres de Nueva Jersey concluyó que hubo “fuerza excesiva” contra las reclusas y que se presentaron falsos informes.

Tras la divulgación de los resultados de la investigación, Murphy se pronunció a favor de que el establecimiento deje de funcionar lo antes posible, como una acción necesaria que sirva para “romper por completo este patrón de mala conducta y servir mejor a las mujeres encarceladas”.

Varios legisladores en el estado habían solicitado la renuncia de Hicks durante meses, después que el 11 de enero de este año se produjeran una serie de ataques a reclusas en el Centro Correccional para Mujeres Edna Mahan, que dejaron un saldo de al menos 6 víctimas. El hecho derivó en 10 oficiales penitenciarios acusados.

“La renuncia del Comisionado es necesaria para marcar el comienzo de un nuevo liderazgo que pueda ayudar a evitar que este tipo de violaciones de derechos humanos vuelvan a ocurrir“, manifestaron las asambleístas demócratas Gabriela Mosquera, Lisa Swain y Angela McKnight en un comunicado conjunto.

A pesar de los cambios, la legisladora republicana Kristin Corrado fue más crítica y dijo que la renuncia de Hicks “solo aborda la mitad del fracaso del liderazgo en la administración de Murphy, que permitió que los abusos y agresiones sexuales en Edna Mahan continuaran durante demasiado tiempo”.

Algunas de las acciones que se le atribuyen a Hicks en su gestión, fueron el reforzamiento de la seguridad y la implementación de cámaras corporales en varias prisiones para identificar a los oficiales con problemas de conducta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »