Rafael Correa se postuló como candidato a la vicepresidencia de Ecuador

Foto: Presidencia de Ecuador

El expresidente, que actualmente reside en Bélgica y está condenado a ocho años de prisión por corrupción, acompañará en la fórmula al economista Andrés Arauz, quien con apenas 35 años será candidato a presidente.

El expresidente de Ecuador, Rafael Correa, se postuló como candidato a la vicepresidencia de su país en las elecciones que se celebrarán en 2021, según anunciaron distintos allegados a él este lunes.

Pese a que Correa no realizó ningún pronunciamiento, sí confirmó la noticia a través de su cuenta de Twitter, donde realizó varios retuits que llamaban a apoyar a la flamante fórmula presidencial del espacio Revolución Ciudadana.

El candidato a presidente que acompañará a uno de los referentes centroizquierdistas de la región será Ándres Arauz, quien con apenas 35 años se postulará para el máximo cargo político de su país.

Al igual que Correa, Arauz es economista, y a su corta edad ya ha formado parte de algunos cargos en la administración pública, entre los que se destaca comandar el Ministerio Coordinador de Talento y Conocimiento Humano, creado en 2012 con Correa y suprimido en 2017 por su sucesor, Lenín Moreno.

Con la sorpresiva noticia, el expresidente intenta justamente que no le ocurra lo que le sucedió con Moreno, un candidato que asumió con su bendición y que luego se transformó en un “traidor” para Correa, quien también lo acusó de “golpista y corrupto”.

En contrapartida, el actual presidente también acusó de corrupción a su anterior aliado. De hecho, Correa fue condenado a ocho años de prisión por ese cargo por parte de la justicia ecuatoriana.

Hasta el momento, no ha cumplido la pena porque desde 2017 -antes de ser condenado- reside en Bélgica junto a su familia, lo que ha impedido su captura y posterior arresto. El expresidente, en tanto, alega ser víctima de una persecución judicial y afirma que su condena solo es posible porque en Ecuador no funciona “un Estado constitucional”.

Por el momento, crece la incertidumbre sobre si efectivamente Correa podrá postularse para su cargo, tanto debido a su condena vigente como a que su anterior partido -Fuerza Compromiso Social- recibió una proscripción por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE) ecuatoriano.

Sin embargo, dos medidas podrían darle la derecha al exmandatario en este último aspecto. En primer lugar, en una maniobra de dudosa legalidad, formó un nuevo partido (Revolución Ciudadana), lo que le permitiría evadir la proscripción. 

Además, la prohibición fue anulada por un juez del Tribunal Contencioso Electoral, que calificó la medida como “claramente ilegítima” y aseguró que “vulnera los derechos” de los ciudadanos. Sin embargo, el CNE apeló la determinación, por lo que aún el futuro de la candidatura de Correa es una incógnita.