Quiénes son los multimillonarios que financian las campañas de Trump y Biden

Foto: Joe Biden (AP), Donald Trump (The Wall Street Journal)

Entre los nombres están George Soros y Timothy Mellon, entre varios otros magnates. Sorpresivamente para muchos, el candidato demócrata es quien concentra la mayor parte de las donaciones provenientes de los grandes capitales. 

Las campañas presidenciales en Estados Unidos requieren muchísimo dinero, y aunque existan limitaciones en la búsqueda de preservar una aparente paridad de recursos, también los partidos encuentran maneras de financiar sus recursos con estrategias válidas, aunque controvertidas. Hecha la ley, hecha la trampa.

Como las donaciones directas para las campañas tienen un tope, los candidatos se valen de los Comités de Acción Políticas, que, aunque deberían mantener independencia, en realidad sirven como trampolín de las necesidades económicas de republicanos y demócratas por igual.

De esta manera, importantes multimillonarios deciden realizar donaciones a los candidatos que sean de su conveniencia. Aunque pueda parecer sorpresivo -debido a que los republicanos están tradicionalmente más ligados a los grupos de poder que los demócratas- Joe Biden recibiría más dinero que Donald Trump por parte de las grandes fortunas en esta elección.

En realidad, esto no debería sorprender tanto, ya que lo mismo sucedió en las elecciones de 2016, cuando Hillary Clinton era considerada la candidata del establishment. Lo mismo parece ocurrir -aunque con menos fuerza- para Biden este año: los inversores ven en él un candidato más confiable, seguro y tradicional. En cambio, Trump se muestra más impulsivo e imprevisible, que suele no gustarle a los grandes financistas.

Entre los nombres hay varias figuras importantes que son conocidas por todo el mundo. El más popular, probablemente, es George Soros, un magnate que suele ser blanco de varias críticas conspirativas por parte de la extrema derecha, que lo acusan de dominar el mundo y liderar la elaboración de un nuevo orden mundial.

El húngaro nacionalizado estadounidense es uno de los principales aportantes de la campaña de Biden, según recopiló la revista Forbes, que asegura que donó 500.000 dólares al demócrata. Otra figura muy conocida es el director de cine Steven Spielberg, aunque no brindó tanto dinero como Soros.

Trump, por su parte, recibió gran parte de sus fondos de Timothy Mellon, quien habría suministrado cerca de 10 millones de dólares a uno de los Comités de Acción Política republicanos.

Mellon es el accionista mayoritario de la famosa compañía de transporte Pan Am, aunque es más conocido por ser uno de los hombres más ricos de Estados Unidos y por sus contadas y poco frecuentes apariciones en la prensa.

Aunque ellos son los más famosos, Biden también cuenta con otros nombres menos conocidos pero también multimillonarios, como el empresario Tom Steyer, el magnate Donald Sussman y hasta el ex candidato presidencial Mike Bloomberg.

Lo mismo ocurre con Trump, que recibe grandes sumas de Robert Unanue, dueño de la empresa de alimentos Goya, que ha mostrado gran cercanía con Donald e Ivanka Trump, lo que lo llevó a recibir represalias en su firma por parte de activistas políticos contrarios al presidente.

También apoyan al mandatario los hermanos empresarios Jude y Christopher Reyes y el adinerado Stephen Schwarzman, perteneciente al fondo Blackstone, que realiza grandes inversiones en todo el mundo y ha sido acusado frecuentemente de tener estrategias similares a los criticados fondos buitre.

Translate »