¿Qué impacto tuvo la primera acción militar del Gobierno de Joe Biden?

Foto: Tw @darbysofficial

Los ataques aéreos de Estados Unidos en Siria, los primeros del flamante gobierno demócrata, envían un mensaje claro de que el presidente Joe Biden protegerá a los ciudadanos de su país, sostuvo este viernes en rueda de prensa la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

El hecho da un indicio «inequívoco» de que Biden «va a actuar para proteger a los estadounidenses«, dijo Psaki, citada por la agencia de noticias Sputnik.

A última hora del jueves, el Departamento de Defensa informó que los ataques estadounidenses tenían como objetivo infraestructuras utilizadas por las milicias respaldadas por Irán en el este de Siria.

Washington añadió que la acción se realizó en represalia por el ataque con cohetes del 15 de este mes contra la base aérea de Erbil, en el Kurdistán iraquí.

La prensa estatal iraní informó hoy que 17 personas habían muerto en el bombardeo, cinco menos que las reportadas más temprano por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Sin embargo, el legislador iraquí Kataa al-Rikabi dijo que nadie resultó herido, ya que el ataque alcanzó un almacén.

El Departamento de Defensa refirió que tiene información preliminar sobre las bajas, pero no podrá discutirla hasta que se complete una evaluación de daños en batalla.

Se trata de la primera acción militar del Gobierno de Joe Biden a poco de haber asumido y a días de una histórica visita del papa Francisco a Irak.

El secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, dijo estar «confiado» en que los bombardeos golpearon «a los mismos milicianos chiitas que cometieron los ataques» del 15 de febrero, en declaraciones a periodistas mientras volaba anoche de California a Washington.

Austin reveló que él mismo recomendó a Biden emprender la acción.

«Dijimos varias veces que íbamos a responder a nuestros tiempos. Queríamos estar seguros de la conexión y queríamos estar seguros de que eran los blancos correctos», agregó.

«La operación envía un mensaje inequívoco: el presidente Biden actuará para proteger al personal estadounidense y de la coalición», expresó el vocero del Pentágono, John Kirby en un comunicado.

Kirby dijo que el objetivo era un punto de control fronterizo utilizado por grupos armados iraquíes respaldados por Irán, incluidos Kataeb Hezbollah y Kataeb Sayyid al-Shuhada, que forman parte de Hashed al-Shaabi.

Los ataques en Irak llevados a cabo por grupos que operan bajo la dirección de Irán supusieron un desafío para la nueva administración de Biden, en un momento que abre la puerta a reanudar las negociaciones con Teherán sobre su programa nuclear.

El Gobierno estadounidense se pronunció en favor de restablecer el acuerdo de 2015, que el expresidente Donald Trump abandonó en 2018, y que tiene como objetivo congelar las aspiraciones nucleares de Irán.

El número de soldados estadounidenses en Irak se ha reducido significativamente a 2.500 y las tropas ya no participan de ofensivas contra el EI, sino que se limitan a asesorar y entrenar a las fuerzas iraquíes.

Translate »