Protestas contra Trump sacuden a varias ciudades y terminan con 45 detenidos

Foto: AFP

Al menos medio centenar de personas fueron detenidas en diferentes ciudades del país, donde se produjeron protestas contra el presidente Donald Trump y la brutalidad policial.

Nueva York, Los Ángeles, Austin y Richmond, fueron escenario de protestas antigubernamentales durante el fin de semana, aunque la más masiva y violenta se registró en Seattle, donde se produjeron fuertes choques entre la policía -que utilizó gases lacrimógenos y gas pimienta- y los manifestantes.

Los enfrentamientos llegaron luego de que Donald Trump haya decidido “reforzar” con los agentes federales para para disipar las manifestaciones. El encuentro más peligrosos tuvo lugar en los alrededores de una prisión para jóvenes del estado de Washington, donde se prendió fuego a varios remolques estacionados en las calles.

“La policía ha realizado 45 detenciones en relación con los disturbios en el distrito este. Un total de 21 agentes sufrieron heridas después de ser golpeados con ladrillos, piedras y otros materiales”, informó la policía de Seattle a través de su cuenta de Twitter, dando cuenta de los resultados de la movilizaciones.

Los disturbios en la ciudad más poblada del estado de Washington estallaron después de que la noche del viernes la policía y agentes federales reprimieran una nueva protesta en Portland, aún después de que la gobernadora de Oregón denunciará el accionar de la policía federal diciendo que “esto es una democracia, no una dictadura”.

Cabe destacar que Portland es escenario de protestas nocturnas contra el racismo y la brutalidad policial desde hace casi dos meses, tras la muerte a manos de la policía del afroamericano George Floyd en Minnesota.

También el viernes, tres afroamericanos recibieron heridas leves de armas de fuego en Louisville, Kentucky, en una protesta del movimiento “Black Lives Matter” que clamaba contra la muerte el pasado mes de marzo -también a manos de la policía- de una mujer mientras dormía en su casa.

Las fuerzas de seguridad desplegaron un fuerte dispositivo en esta ciudad para interponerse entre los manifestantes y miembros de una milicia rival de extrema derecha fuertemente armada.

Translate »