Propietarios de negocios de latinos y afroamericanos recibirán fondo de inversión de $100 millones en Newark

Foto: Lorie Shaull - Flickr

El alcalde Ras Baraka y el presidente de Invest Newark, Bernel Hall anunciaron un fondo de inversión para aquellas empresas que necesitan apoyo financiero o técnico para comenzar sus operaciones.

Para T. Strong, un propietario de Newark, abrir recientemente su zapatería fue un sueño. Pero tuvo algunos obstáculos para completar aplicaciones gubernamentales, hasta que finalmente recibió una colaboración conjunta para mantener con vida su negocio.

El beneficiario recurrió a Invest Newark en busca de ayuda, una organización que asiste a las empresas a adquirir capital y en la que también funciona un banco de tierras para la ciudad. Su tienda minorista, Dirty Souls Footwear Group, abrió a principios de este año.

“Si alguna vez ha solicitado un préstamo o una subvención, se requiere mucha información. Y cuando empiezas a leerlo, especialmente si eres un novato, empiezas a pensar ‘No puedo hacer esto, no tengo ninguna ayuda ni sé por dónde empezar”, dijo Strong, de 44 años.

La iniciativa, denominada 40 Acres and a Mule Fund, ya recaudó $ 2 millones provenientes de socios corporativos como AT&T, PSE & G, Shaquille O’Neal, Panasonic, Nelson Mullins Law Firm, Carlos Medina y New Jersey Community Capital, con el objetivo de alcanzar $100 millones. Cualitativamente, lo fundamental es combatir las desigualdades económicas resultantes del racismo sistémico.

Y esa disparidad se puede reflejar claramente en las declaraciones de Baraka, quien precisó que el patrimonio neto medio de las familias blancas de Nueva Jersey es de $352,000, mientras que el valor mediano de las familias negras corresponde a $6,100, y $7,300 para las familias latinas. “Eso crea barreras para iniciar negocios y ser propietario de una vivienda”, remarcó.

Por su parte, Bernel Hall indicó que el fondo de inversión “creará puestos de trabajo y comenzarán a reducir la brecha de riqueza y las disparidades sociales”. Destacó además que “Newark ha forjado una vez más un modelo nacional donde la justicia social se encuentra con la movilidad económica”.

Este tipo de problemáticas no son exclusivas de Nueva Jersey: un informe de la Reserva Federal de EE.UU. publicado en 2017 encontró discriminación racial contra los propietarios de negocios. Más del 50% de las compañías con dueños afroamericanos fueron rechazadas para préstamos, una tasa dos veces más alta que la de los empresarios blancos.

Translate »