Preocupación por la actividad militar «provocativa» de China cerca de Taiwán

Foto ilustrativa - Pixabay en Pexels

El Gobierno estadounidense criticó a China por su actividad militar «provocadora» y «desestabilizadora» contra Taiwán, luego de que aviones de combate chinos hicieran su mayor número de incursiones en la zona de defensa aérea de la isla.

Asimismo, el Ministerio de Defensa de Taiwán, un territorio autónomo que China califica de «provincia rebelde», advirtió que otros 16 aviones militares chinos ingresaron hoy a la zona de defensa, con lo que ya suman casi un centenar en 72 horas.

China envió 38 aviones de combate al área el viernes y 39 aviones el sábado, la mayor cantidad en un solo día desde que Taiwán comenzó a publicar informes sobre los vuelos en septiembre de 2020.

Los vuelos se realizaron durante el día y la noche, y no estaba claro si China planeaba más vuelos para la noche.

Entre los 38 aviones militares que realizaron la primera incursión se encontraba un bombardero H-6 con capacidad nuclear.

Los aviones militares chinos ingresan a menudo en la Zona de Identificación de Defensa Aérea de Taiwán (ADIZ, por sus siglas en inglés) desde hace más de un año, pero esta última incursión suscitó una respuesta especialmente virulenta.

ADIZ no es lo mismo que el espacio aéreo de Taiwán, sino que incluye un área más extensa que se solapa con parte de la zona de identificación de defensa aérea de China continental e incluso con parte de su territorio.

El vocero del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price, advirtió hoy que la actividad militar de China cerca de Taiwán socava la paz y la estabilidad regionales y podría derivar en errores de cálculo.

«Estados Unidos está muy preocupado por la provocativa actividad militar de la República Popular China cerca de Taiwán: es desestabilizadora, impone riesgos de errores de cálculo y socava la paz y la estabilidad de la región», dijo Price en un comunicado.

«Instamos a Beijing a que cese su presión y coerción militar, diplomática y económica contra Taiwán», agregó el comunicado, informó la cadena de noticias CNN.

Añadió que Estados Unidos, el mayor proveedor de armas de Taiwán, continuará ayudando al Gobierno a mantener una capacidad de autodefensa suficiente.

El presidente chino, Xi Jinping, ha dicho que es «inevitable» que Taiwán se convierta en parte del continente.

Las maniobras de los últimos días ocurrieron después de que el lunes pasado el Reino Unido enviara por primera desde 2008 un buque de guerra al estrecho de Taiwán, el mar que separa esta isla de China continental y que Beijing considera como un paso marítimo muy sensible.

El ejército chino acusó al Gobierno británico de actuar con «mala intención para sabotear la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán».

Estados Unidos y otros países consideran que esa zona pertenece a aguas internacionales y que, por lo tanto, está abierta a todo el mundo.

China y Taiwán se dividieron en 1949 durante una guerra civil en la que los comunistas tomaron el control de China continental y los nacionalistas rivales establecieron un gobierno en Taiwán, una isla de 24 millones de personas a unos 160 kilómetros de la costa este de China.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »