Por primera vez en cinco años, Pensilvania registra un menor desempleo que el promedio nacional

Foto: CNBC

En el reporte de noviembre, la tasa de desocupación del estado cayó 0,8% y se ubica en 6,6%, una décima por debajo que el desempleo en el país.

La tasa de desempleo en Pensilvania registró una nueva baja en relación al mes anterior y se ubicó en 6,6% en noviembre, 0,8% menos que en octubre y 1,5% menos que en septiembre.

El dato relevante de este indicador mensual proviene de la comparación con el promedio nacional, que se ubicó en 6,7% en noviembre. Por ende, por primera vez desde mayo de 2015, Pensilvania cuenta con un nivel de desempleo menor que el país.

La comparativa también es beneficiosa para el estado si se analiza cuánto subió el desempleo en el último año en ambas regiones. Mientras que en Pensilvania aumentó 2% en relación a noviembre de 2019, en el país creció 3,2% durante el mismo período de tiempo.

A lo largo de todos estos meses, la desocupación en el estado no ha hecho más que caer desde el pico de abril, cuando se contabilizó un histórico 16,7% de desempleo. Desde allí, bajó en torno al 14% en mayo y junio y se situó en 12,6% en julio, 10,4% en agosto, 8,1% en septiembre y 7,4% en octubre.

Esa tendencia positiva también se manifiesta en el aumento de los empleos no agrícolas, que crecieron en noviembre por séptimo mes consecutivo. En este caso, la suba fue de 21.000 puestos laborales, para llegar a un total de 5.637.600 empleos formales registrados.

Según los datos difundidos por el Departamento de Trabajo, este incremento se verificó en 7 de los 11 supersectores industriales, y la mayor parte provino del área “Comercio, transporte y servicios públicos”, donde se reportó casi la mitad de los nuevos empleos formales (10.000).

Aunque el departamento no lo informó, es probable que esta suba corresponda a los refuerzos laborales que deben afrontar las empresas durante las épocas festivas. Por ejemplo, en las últimas semanas las aerolíneas tuvieron que hacerle frente a un récord de vuelos desde el inicio de la pandemia, y todo el sector turístico en general experimentó un aumento en la demanda durante el Día de Acción de Gracias.

Este panorama optimista podría, de todas formas, tener un freno en diciembre, si es que el aumento de contagios y hospitalizaciones que tiene el estado durante las últimas semanas impacta de lleno en el empleo.

Otro factor que podría incidir en la desaceleración de la recuperación económica es la serie de restricciones que implementó el gobernador Tom Wolf, que afectan principalmente a bares y restaurantes, y han generado graves consecuencias económicas en el sector.

Por el momento, Pensilvania -y la nación en general- aún tiene un largo trecho por recorrer si pretenden recobrar los buenos niveles de empleo pre-pandémicos, ya que solo se ha recuperado el 57,7% de los trabajos no agrícolas perdidos en marzo y abril.

Translate »