Política exterior: ¿Qué enfoque planea Joe Biden para Latinoamérica en caso de ser electo presidente?

Foto: Gage Skidmore - Flickr

En una entrevista con el sitio argentino Infobae, Juan Sebastián González, colombiano y ex asesor en el gobierno de Obama,  habló sobre lo que hará Joe Biden si llega a liderar la Casa Blanca. 

Joe Biden ya prepara su política exterior hacia América Latina: mano tendida a la Argentina y Brasil, presión redoblada sobre Venezuela, aunque reforzando la ayuda humanitaria, y una inversión conjunta con México para el desarrollo de Centroamérica y calmar y disminuir el flujo migratorio.

Así lo asegura Juan Sebastían González, quien fue funcionario del actual candidato en el gobierno anterior, en una entrevista con Infobae en Washington DC: “Va a operar con países que estén listos para trabajar y que sean ambiciosos. Las naciones que estén preparadas tendrán un aliado natural en Joe Biden”.

Nacido en Colombia, González cumplió precisamente funciones en el Departamento de Estado y el Consejo de Seguridad Nacional durante la administración de Barack Obama, y es un hombre clave en la visión que Biden tiene de América Latina: fue uno de sus asesores más cercanos en la Casa Blanca y siguió siéndolo en estos últimos años.

¿Qué es América Latina para Joe Biden? Cuando el medio argentino le consultó sobre tal conceptualización, el analista dijo que el contendiente “siempre ha hablado de que es hora de que los Estados Unidos alineen su política exterior con las prioridades domésticas del país”. Dentro de ese posible interés, ubica a los territorios latinos en una posición central.

Asimismo, González encuentra diferencias entre el papel de Trump y lo que haría Biden en la región. “La política Trump hacia Latinoamérica y el Caribe se ha definido en una parte por una estrategia electoral en el sur de Florida sin consideración verdadera por el futuro de Venezuela, Cuba, y Nicaragua, y en otra parte por una política migratoria anti-hispana y racista para complacer su base xenofóbica”, indicó.

Por el contrario, señala, la administración de Biden considerará indispensables los demás países para avanzar en una agenda climática internacional compartida, que esté unida a una cooperación económica. Por lo cual, piensa que es necesario “encontrar causa común para construir economías resilientes contra futuras pandemias, el impacto del cambio climático, y un futuro eventual sin combustibles fósiles”.

Yendo puntualmente al caso Brasil, González resalta una relación estratégica bilateral más allá de quién esté en el poder: “La relación sólo podrá alcanzar su potencial bajo una base de valores y entendimientos compartidos. Trump ha demostrado que Estados Unidos no tiene todas las respuestas y que como naciones tenemos que aprender los unos de los otros, y los desacuerdos se confrontan con respeto mutuo”. 

En relación a Venezuela, el ex asesor comparte su postura y tilda a Nicolás Maduro como un dictador que “ha perdido toda legitimidad”, responsabilizándolo en la crisis humanitaria. “Biden ha prometido Estatus de Protección Temporal (TPS) a los venezolanos en los Estados Unidos, una respuesta internacional más robusta a la situación humanitaria y un incremento en la presión multilateral sobre el régimen para que negocie de buena fe con la oposición”, comenta.

Por otro lado, se refiere al rol que tendrá el candidato demócrata con Argentina.  Considera que este país y Estados Unidos “son aliados naturales”, pero “tenemos que desarrollar una agenda regional para recuperarnos de la pandemia y no una agenda ideológica”. Añade que si Biden llega a la Casa Blanca, “no va a estar buscando rencores ni pleitos”, ya que advierte que hay demasiado trabajo por delante y es tiempo de voltear la página.

Por último, contesta a la pregunta “¿Qué piensa hacer Biden con el muro y la relación con México?”. En este sentido, cuenta que el  ex vicepresidente piensa que hay partes donde se necesita muro y partes donde no se lo requiere. “El enfoque migratorio debe ser a ambos lados de la frontera. Debemos reformar nuestras leyes, lograr que el sistema de asilo funcione y esté alineado con nuestros valores de país de inmigrantes. Deportar a los criminales, no a los que vienen a trabajar”, concluye.

Translate »