Policías de Nueva Jersey que fueron acosados con un juguete sexual por sus superiores reciben 2.5 millones tras una demanda

Foto: Mountanside Police Department

Se trata de seis personas que sufrieron estas acciones durante 10 años. Los funcionarios denunciados negaron las acusaciones.

Una ciudad del estado de Nueva Jersey resolvió pagar 2.5 millones de dólares a un grupo de policías que afirman haber sido acosados por sus superiores con un juguete sexual por más de diez años.

Los cinco oficiales y un empleado a tiempo parcial, que pertenecen a la Policía de Mountainside, ciudad cercana a Nueva York, alegaron que sus superiores permitieron que estos oficiales mantuvieran su “conducta de acoso, inapropiada e ilegal” con un juguete al que nombraron como “Big Blue”.

El acuerdo, que fue aprobado por las víctimas y los victimarios, será distribuido entre los 6 denunciantes, por lo que cada uno se quedará con alrededor de 400 mil dólares. Los hechos de acoso comenzaron en 2007 o 2008.

El grupo señaló que el oficial Andrew Huber molestaba “a diario” a las víctimas con el consolador. “[Él saludaría] a Big Blue, lo arrojaría dentro de la Oficina de Detectives y se lo arrojaría a la gente que pasara por la Oficina de Detectives”, cuenta uno de los relatos.

Los seis denunciantes son los oficiales Christopher Feighner, Richard Latargia, Thomas Norton, Jeffrey Stinner y James Urban y Amy Colineri, quien trabaja a tiempo parcial. 

Otra de las denuncias cuenta cómo Huber golpeó en la cara a una de las victimas con “Big Blue” y cómo otro de los oficiales, identificado como Thomas Murphy, se burló de la situación diciéndole: “¿A qué huele? Espero que no huela como yo creo que huele”.

Cuando se presentó la denuncia, en 2018, Andrew Huber y  Allan Attanasio debieron renunciar a sus puestos mientras que Murphy fue suspendido y ya no figura en la nómina de empleados del departamento.

Translate »