Phil Murphy firma una ley que exime el pago del impuesto sobre la renta a combatientes del ejército

Foto: Craig Matthews

Los soldados desplegados en zonas de combate designadas, donde aumentan las tensiones y el peligro, además recibirán remuneraciones semanales de «pago por combate» de $225 adicionales en compensación militar.

Como una forma de reconocer la labor de los defensores de la patria, el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, firmó una legislación bipartidista que exime del impuesto estatal sobre la renta a miembros del ejército. 

La ley federal ya absuelve el pago por combate del impuesto sobre la renta, pero la del estado regional implica que la ganancia de los residentes -mientras se encuentran en zonas de combate- no estará sujeta ni se percibirán sobre las tasas de los fondos locales.

El mandatario firmó el proyecto durante una sesión en Facebook Live, junto al senador republicano Michael Testa y la asambleísta demócrata Annette Quijano. Ambos funcionarios patrocinaron la legislación, que fue aprobada por unanimidad en ambas cámaras a principios de este mes.

“Las versiones anteriores de este importante proyecto de ley han languidecido en la Legislatura durante 10 años. Cuando tomé posesión del Senado, en enero, hice de esto una de mis prioridades y comencé a abogar por su aprobación y promulgación en nombre de los hombres y mujeres estadounidenses en servicio”, afirmó Testa.

La medida define una zona de combate como cualquier área que el presidente designe como tal en una orden ejecutiva. El abono de la zona de combate corresponde a una acreditación adicional al salario regular de un miembro del ejército.

Los legisladores dicen que actualmente hay cuatro zonas de combate activas: la península del Sinaí; el área de Afganistán, que incluye 10 países; la zona de Kosovo, que abarca algunos territorios de los Balcanes, y el área de la Península Arábiga.

Translate »