Pese al aumento de casos, Levine niega que Pensilvania vaya a realizar un nuevo cierre general

Foto: Commonwealth Media Services

La secretaria de Salud rechazó que eso esté en estudio, y elogió la vuelta atrás sectorizada que se realizó en Allegheny. Además, reiteró la necesidad de usar mascarilla para evitar un nuevo brote en el estado.

La secretaria de Salud de Pensilvania, Rachel Levine, negó que actualmente se encuentre en estudio realizar un nuevo cierre general en todo el estado, pese al aumento de casos que se observa en las últimas semanas.

La principal región afectada por este aparente rebrote es el condado de Allegheny, donde se encuentra Pittsburgh. Al respecto, Levine elogió las medidas de mitigación que se realizaron allí, con la prohibición de venta de alcohol en bares y restaurantes y el cierre de un casino, en vez de llevar a cabo una marcha atrás generalizada.

“Apoyamos firmemente esas medidas”, señaló Levine, en un posible indicio de las medidas que podrían realizarse en otros sectores si se continúa con la escalada de contagios.

Sumando los datos de este lunes, Pensilvania contabiliza 95.742 diagnósticos positivos en total, de los cuales 22.987 se encuentran en FIladelfia, la región más afectada debido a su gran cantidad de habitantes. En cuanto a muertes, el estado ya llegó a 6.911.

En Lehigh Valley, en tanto, se contabilizan 7.994 infecciones en total, que surgen de la suma de los 4.439 casos del condado de Lehigh y los 3.555 de Northampton. En tanto, ya se registraron 606 fallecimientos entre ambos condados.

Para intentar detener los contagios, Levine reiteró una vez más la necesidad de usar mascarillas, mantener dos metros o seis pies de distancia y realizar frecuentemente “hábitos saludables de higiene, como el lavado de manos”.

En ese sentido, advirtió que se está visibilizando “un mayor número de casos en personas de 19 a 49 años, para luego extenderse a los mayores de 65 años”, un ciclo que ya fue observado en los primeros meses de la pandemia.

“Este patrón ahora se repite. La diferencia es que ahora estamos más informados y hay cosas que podemos hacer para detenerlo”, destacó, al tiempo que pidió: “Si no se siente incómodo con lo cerca que está la gente en el restaurante donde está cenando o si se encuentra en una tienda donde la gente no respeta el uso obligatorio de mascarilla, elija irse”.

“Lo mismo va para las reuniones sociales: si algunas personas se jactan de que no van a cambiar su estilo de vida y se niegan a usar a una máscara, por favor, elijan no ir allí”, solicitó.

Translate »