Pensilvania: ordenan el cierre de otros 33 restaurantes por no respetar las restricciones del Gobierno

Foto: William Murphy -Flickr

La semana anterior se habían clausurado 40 establecimientos. Las medidas se mantendrán en vigencia, por lo menos, hasta el próximo lunes.

El Gobierno de Pensilvania informó que durante la última semana se ordenó el cierre de otros 33 restaurantes que no respetaron las restricciones impuestas en el estado.

La principal violación fue la comida en el interior de los establecimientos gastronómicos, una modalidad que se encuentra prohibida hasta el próximo lunes 4 de enero.

También se registraron infracciones en la falta de uso de mascarillas, que deben ser utilizadas por los empleados de los locales en todo momento.

De acuerdo a los datos del Departamento de Agricultura -la cartera que supervisa el cumplimiento de las restricciones gubernamentales- los 33 establecimientos que fueron clausurados por las autoridades corresponden a la semana del 21 al 27 de diciembre. La semana anterior -del 14 al 20- se habían reportado 40 cierres.

Entre los locales clausurados esta semana se encuentra uno de Lehigh Valley: se trata del hotel Commix, ubicado al 3245 W. de Emmaus Avenue, en la localidad de Emmaus. No se informó cuál fue el motivo del cierre de este negocio.

Pese a este dato negativo, la cifra significa una mejora en relación a la semana anterior, cuando nueve establecimientos de Lehigh Valley habían sido obligados a cerrar sus puertas.

Además, se informó que en total se realizaron 381 inspecciones, de las cuales 50 se debieron a quejas presentadas por los propios ciudadanos, que advirtieron que en esos locales no se cumplían las normativas.

Por ello, desde el Departamento de Agricultura recordaron que estos cierres pueden significar solo el primer paso de una serie de sanciones, ya que si se observa que los restaurantes reabren e incumplen las disposiciones en forma reiterada, se dispondrán sanciones por parte del Departamento de Salud, que podría incurrir incluso en acciones legales.

Todas estas restricciones tendrán validez hasta el próximo lunes 4 de enero, la fecha que marcará el final de las limitaciones de comidas en interiores que dispuso el gobernador Tom Wolf durante tres semanas. Por el momento, el mandatario no se pronunció sobre una posible prórroga en esta medida. 

Wolf se encuentra en una encrucijada: por un lado, los casos de COVID-19 siguen muy por encima de lo deseado; por el otro, los establecimientos gastronómicos se encuentran al límite de su situación económica y podrían no soportar más tiempo sin poder abrir sus puertas en el caso de que se decidiera extender las prohibiciones.

Translate »