Pensilvania comienza a mostrar mejoras en sus indicadores de COVID-19 a medida que avanza la vacunación

Foto: Phil Roeder - Flickr

Durante la última semana se registraron menos contagios y bajó la tasa de positividad en buena parte del estado, según informaron desde el Gobierno este lunes.

El Gobierno de Pensilvania informó que durante la última semana los indicadores de COVID-19 han comenzado a mostrar señales de una mejoría en el estado, luego de varios meses consecutivos de números negativos.

El reporte provino de la conferencia de prensa que, como todos los lunes, el Gobierno de Pensilvania realiza junto a un nuevo informe de la situación epidemiológica del estado, en el cual se muestra la evolución de los indicadores del COVID-19 durante los últimos siete días.

En esta oportunidad, por primera vez en mucho tiempo empezaron a verse importantes descensos en los números de contagios y en la tasa de positividad, dos indicadores que sirven al estado para evaluar los pasos a seguir en restricciones y flexibilizaciones.

En los últimos siete días, se registraron 5.781 menos casos nuevos que durante la semana anterior: de 25.985 infecciones contabilizadas, se pasó a 20.204.

Foto: National Guard – Flickr

En cuanto a la tasa de positividad, por primera vez en mucho tiempo el estado tiene a sus 67 condados por debajo del 20%, además del dato positivo de que algunos de ellos se sitúan incluso por debajo del 5%. A nivel general, ese porcentaje en todo el estado descendió de 9,3% a 8,6%.

“Esta es una buena noticia para mitigar la propagación del Coronavirus en nuestra región”, se alegró el gobernador Wolf, quien encabezó la conferencia y destacó que es necesario seguir con los cuidados, entre los que mencionó la necesidad de “vacunarse cuando sea el turno”.

De hecho, es probable que el avance en la campaña de vacunación sea uno de los factores que inciden en esta merma en los números, aunque todavía es muy pronto para afirmarlo, según explicó la secretaria de Salud, Alison Beam.

“Esta lucha no ha terminado. Necesitamos que, mientras seguimos poniendo vacunas en los brazos, todos nos sigamos cuidando entre nosotros, especialmente a los más vulnerables”, afirmó.

Además, reiteró el pedido de “paciencia” a los ciudadanos del estado, algo que era una constante en su predecesora en el cargo, Rachel Levine.

“Necesitamos que los residentes de Pensilvania sean pacientes mientras esperamos más vacunas y sigan practicando los esfuerzos de mitigación necesarios para unirnos y luchar contra el COVID-19”, expresó Beam.

Translate »