Pensilvania: agente penitenciaria muere por una herida de bala durante una lucha con un recluso

Foto: Facebook del Departamento de Policía de Altoona

Rhonda Russell, de 47 años, fue desarmada por el recluso Christopher Aikens y cuando otro agente accionó para protegerla la mujer recibió un disparo mortal.

La Policía Estatal de Pensilvania informó que el fatal incidente ocurrió este miércoles en el edificio del Tribunal Central de Altoona, mientras el sospechoso esperaba por procedimientos judiciales, cuando tomó el arma de la oficial y generó una pelea que desencadenó un tiroteo para intentar neutralizarlo.

De acuerdo con los informes oficiales, Aikens desarmó a Russell y la agredió cuando lo devolvieron a la celda después de usar el baño en el edificio de la corte.

La versión policial de los hechos detalla que un oficial escuchó la discusión entre Aikens y Russell, segundos más tarde encontró al recluso forcejeando con Russell y apuntándole con el arma.

Posteriormente, siempre siguiendo lo descrito por la policía estatal, el oficial disparó un tiro contra Aikens para evitar que lastimara a Russell, pero en medio de la línea de fuego el proyectil terminó alcanzando a la mujer.

Luego de la situación, Aikens fue detenido por los uniformados y la oficial Russell fue declarada muerta en el hospital de UPMC Altoona después de que se le aplicaran medidas de emergencia para intentar salvarle la vida.

El medio wearecentralpa citó declaraciones de reclusos que fueron testigos del hecho y manifestaron a los investigadores que Aikens había revelado con anticipación comentarios sobre sus intentos de fuga.

Según los informes que refirió el medio citando a la policía, Aikens admitió su intención de escapar y dijo que ejecutó su acción de intentar liberarse cuando una de las esposas quedó abierta.

Christopher Aikens ahora enfrenta una serie de delitos que incluyen asesinato en segundo grado, desarme de un oficial de la ley, posesión de un arma de fuego, fuga, asalto agravado, secuestro y puesta en peligro imprudentemente a otra persona.

La policía estatal no reveló la identidad del uniformado que accionó el arma de fuego, pero un oficial de Altoona reconoció que era un agente de ese cuerpo de seguridad. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »