Pensilvania registra una disminución en el número de casos, muertes y hospitalizaciones por COVID-19

Foto: Flickr / Governor Wolf

Las estadísticas de los últimos siete días muestran un promedio de 5.044 casos diarios, 200 muertes y 3.790 personas hospitalizadas en comparación con picos de 8.000 contagios, más 5.000 pacientes y 215 fallecidos diarios de hace dos semanas.

El Departamento de Salud de Pensilvania informó que se identificaron 5.874 nuevas infecciones y 222 fallecidos por COVID-19, indicadores que elevaron el recuento total en el estado a 818.369 contagios y 21.105 muertes por la enfermedad.

De acuerdo con el balance estatal, hay 3.790 pacientes hospitalizados de los cuales  760 permanecen en una Unidad De Cuidados Intensivos y 447 están conectados a respiradores.

Los números muestran que los contagios han mantenido una tendencia en baja desde el 7 de enero, cuando se contabilizó un pico de 10.532 casos.

Asimismo, el promedio de hospitalizaciones evidencia un descenso en relación con el 28 de diciembre, cuando se alcanzó el récord de 6.089 pacientes en los centros de salud del estado. La mayoría de las hospitalizaciones y las muertes se han producido en pacientes de 65 años o más.

El porcentaje de positividad en todo el estado para la semana que va del 15 al 21 de enero cerró en 10,5%. Desde el inicio de la pandemia, 3.590.184 personas han dado negativo.

El reporte sanitario detalla que hasta el 26 de enero, se administraron 770.965 dosis de la vacuna, de las cuales 491.881 corresponden a la primera inyección y 139.542 para la segunda dosis.

A pesar del avance que ha tenido el plan de vacunación en Pensilvania, el gobernador Tom Wolf dijo que, aunque recibirán un suministro de 1,5 millones de vacunas cuando finalice esta semana la dotación, es insuficiente, ya que se requieren 6,5 ​​millones de dosis más solo para completar la Fase 1A.

Translate »