Pensilvania: el Gobierno le pidió a las universidades que posterguen el regreso presencial de sus alumnos

Foto: PA Cast

La solicitud fue presentada debido a que los casos de Coronavirus se encuentran en aumento, según indicó la secretaria de Salud, Rachel Levine. Sin embargo, aclaró que se trata de un pedido, no de una orden.

El Gobierno de Pensilvania le pidió este martes a las universidades del estado que posterguen el regreso de las clases presenciales luego del receso festivo, debido a que los casos de Coronavirus se encuentran en aumento en la región.

“Estamos viendo un alarmante aumento de casos de COVID-19. Lo mismo ocurre con las hospitalizaciones”, explicó el secretario interino de Educación del estado, Noe Ortega, que espera “que estas tendencias empeoren en enero, que es cuando normalmente los estudiantes regresan al campus”.

Este pedido, en realidad, ya había sido formulado con anterioridad por el gobernador Tom Wolf y la secretaria de Salud, Rachel Levine, cuando el semestre de otoño se encontraba en pleno desarrollo y los contagios empezaron a aumentar.

En aquella ocasión, hubo un acatamiento dispar a la solicitud, ya que mientras algunos fueron cautos y prefirieron fomentar la educación virtual, otras instituciones educativas optaron por mantener las clases presenciales.

En esta oportunidad, el pedido del Gobierno es para evitar que los estudiantes regresen físicamente a las aulas tras el receso navideño, lo que marcará el inicio del semestre de primavera, que se extenderá hasta mediados del próximo año.

De todas formas, Ortega y Levine aclararon este martes que el mensaje es una solicitud, no una orden, aunque enfatizaron en la necesidad de que la mayoría de las universidades cumpla con las sugerencias estatales.

“Los colegios y universidades juegan un papel fundamental en la mitigación de la propagación del COVID-19 y en la creación de entornos de aprendizaje seguros para los estudiantes”, indicó Ortega, que pidió a las instituciones “ayudar a frenar la propagación del virus”.

“Esto puede ocurrir si retrasan el regreso de los estudiantes al campus. De esa forma, también ayudan a las empresas a permanecer abiertas y protegen los sistemas regionales de atención médica”, justificó.

En la misma línea, Levine pidió a los estudiantes jóvenes que no se confíen, ya que pese a su edad pueden tener complicadas consecuencias luego de contraer el virus.

“Sabemos que el COVID-19 no discrimina. Este virus no conoce de límites y está afectando a todos los habitantes de Pensilvania, sin importar su raza, etnia, edad, nivel socioeconómico o si vive en un área rural, suburbana o urbana”, apuntó.

Translate »