Pensilvania criticó la iniciativa de Texas: “Es un abuso, no tiene base legal”

Foto: Governor Tom Wolf - Flickr

Los abogados que representan al estado, encabezados por el demócrata John Shapiro, cuestionaron el intento texano de anular la victoria de Joe Biden.

Los abogados que representan a Pensilvania criticaron este jueves la iniciativa del estado de Texas, que busca anular la victoria de Joe Biden en las últimas elecciones en cuatro territorios claves.

Los letrados, encabezados por el fiscal general de Pensilvania, el demócrata Josh Shapiro, calificaron la demanda presentada por Texas como un “abuso sedicioso”. Sedición es un levantamiento o una insurrección, por lo cual está claro el tono en el cual se expresaron los representantes de Pensilvania.

“El esfuerzo de Texas para que esta corte elija al próximo presidente no tiene base legal ni de hecho. El tribunal no debe aceptar este abuso sedicioso del proceso judicial y tiene que enviar una señal clara e inconfundible de que ese abuso nunca debe repetirse”, pidieron los abogados.

La demanda de Texas fue presentada en conjunto junto con otros 17 estados republicanos, y también fue acompañada por siete congresistas republicanos de Pensilvania en la Cámara de Representantes, que se unieron a otros 99 republicanos de distintos estados.

En la presentación no solo piden que se cancelen los resultados de Pensilvania, sino también de Georgia, Michigan y Wisconsin, otros estados que finalizaron con un apretado desenlace. Si todos esos resultados se revierten, Biden no alcanzaría los 270 electores necesarios y la victoria sería para Trump.

“Texas está utilizando afirmaciones falsas en un esfuerzo legalmente indefendible para privar de sus derechos a un gran número de votantes. Solo quieren ungir a Donald Trump, su candidato a presidente” expresaron los abogados de Pensilvania.

Tras esta presentación, la inquietud pasa ahora por conocer qué hará la Corte Suprema de Justicia, que esta semana ya denegó un pedido republicano para anular los resultados de Pensilvania. El fallo fue formulado sin comentarios ni disidencias.

En esta ocasión, la demanda de Texas y los otros 17 estados es mucho más importante (de hecho, el propio Trump dijo que “ésta es la grande”, en relación a las anteriores presentaciones judiciales) por lo cual se espera que la decisión del máximo tribunal sea fundamental de cara al futuro.

Si falla a favor de los demócratas, es probable que los republicanos se vean desanimados a continuar con sus reclamos. Si ocurre lo contrario, se podría generar un verdadero caos político nacional, a medida que las fechas finales de la transición presidencial se acercan en el calendario.

Translate »