Pensilvania conmemoró cinco años de su programa de marihuana medicinal

Foto: THOM CARROLL/PHILLYVOICE

A través de esta ley que surgió en 2016, se han vendido más de 31.2 millones de productos con montos totales en ventas que alcanzan los 2.6 mil millones de dólares. 

El gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, conmemoró cinco años de la Ley de Marihuana Médica en el estado, una legislación que autoriza el tratamiento de 23 “afecciones médicas graves” aprobadas y la comercialización de productos a pacientes por medio de 114 dispensarios.

“El éxito del programa de marihuana medicinal del estado ha sido un tributo al apoyo recibido de pacientes y cuidadores. La dedicación de los pacientes y cuidadores al ofrecer orientación y apoyo es un testimonio del valor de este importante programa”, dijo el mandatario.

Hay varias “condiciones médicas graves” que pueden ser tratadas con el programa de marihuana medicinal, entre ellas la anemia falciforme, el Síndrome de Tourette, VIH / SIDA, Parkinson, trastorno de estrés postraumático y convulsiones intratables.

De acuerdo con esta Ley, los pacientes con afecciones graves se registran para obtener una tarjeta de identificación que luego usarán para adquirir los productos de marihuana medicinal en los dispensarios de Pensilvania.

Los cuidadores son personas que los ciudadanos designan para que puedan recoger marihuana medicinal en un dispensario en nombre de ellos. Quienes cumplen esta función, deben registrarse para obtener una tarjeta de identificación y completar una verificación de antecedentes.

Actualmente, hay más de 1.530 médicos aprobados en todo el estado que trabajan con este programa y los pacientes obtienen productos en los dispensarios más de una vez al mes para una afección médica grave.

Debido a la emergencia sanitaria del COVID-19, las autoridades flexibilizaron algunos reglamentos para facilitar el acceso de medicamentos a los beneficiarios del programa mientras siga vigente la Proclamación de Emergencia por Desastre.

Las disposiciones transitorias no limitan la cantidad de pacientes que un cuidador puede tener asignado. A su vez, descarta las verificaciones de antecedentes para las solicitudes de cuidadores que van a renovar su tarjeta.

En ese sentido, los médicos aprobados podrán ofrecer consultas remotas a sus pacientes y la atención en personas queda suspendida. De igual manera, los médicos que tienen que estar obligatoriamente en los dispensarios para entregar los productos podrán trabajar a distancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »