Pensilvania confirmó el primer caso del virus del Nilo Occidental en 2020

Como el dengue, se transmite a través de mosquitos infectados, por lo que las autoridades recomiendan extremar las precauciones cuando se decide disfrutar de las buenas temperaturas al aire libre.

Las autoridades sanitarias de Pensilvania confirmaron el primer caso del virus del Nilo Occidental en el estado en el presente año.

Según informó la secretaria de Salud, Rachel Levine, el primer infectado es un residente del condado de Potter, en el norte del estado, justo en el límite entre Pensilvania y el vecino estado de Nueva York.

Debido a que es un virus que se transmite a través de las aves y mosquitos infectados -al igual que el dengue, que afecta a grandes regiones de Latinoamérica- Levine recomendó extremar los cuidados, ya que en verano estos insectos suelen aparecer en gran cantidad.

Lo curioso es que, mientras al virus del Nilo Occidental es más frecuente encontrarlo al aire libre -debido a que los mosquitos se ubican cerca de los reservorios de agua, como lagunas, ríos, piscinas o lugares mucho más pequeños, como un charco, un balde o una maceta- el COVID-19 es más contagioso en los espacios cerrados, algo que fue destacado por Levine en su discurso.

“Alentamos a los residentes de Pensilvania a disfrutar del aire libre, especialmente durante la pandemia de COVID-19, pero también queremos que tomen las precauciones adecuadas contra los mosquitos mientras están afuera”, manifestó.

“Queremos que las personas se protejan a sí mismas. Varios pasos simples pueden ayudarlas a protegerse a sí mismas y proteger a sus seres queridos de las enfermedades relacionadas con los mosquitos”, indicó.

Entre las principales recomendaciones, se sugiere extremar los cuidados al amanecer y al anochecer, ya que son las horas en las cuales el mosquito que transmite el virus del Nilo Occidental suele aparecer (aunque también puede hacerlo en cualquier momento del día).

Además, se recomienda usar repelente contra insectos y mantener las puertas y ventanas de la casa cerradas o con cobertura contra insectos, para evitar que los mosquitos ingresen al hogar y éste sea un espacio seguro.

“El primer caso humano positivo del año debería ser un recordatorio para todos los residentes de Pensilvania de cumplir estas disposiciones”, coincidió el secretario del Departamento de Protección Ambiental, Patrick McDonnell.