Pensilvania comenzará a realizar controles semanales en los hogares de ancianos

Foto: Us Air Force

De esta manera, se dejará de lado el formato actual, que solo realiza pruebas a las personas que manifiestan síntomas. Al existir gran cantidad de asintomáticos, se controlarán a todos los empleados y residentes de asilos cada 7 días.

El estado de Pensilvania comenzará a realizar controles semanales en los hogares de ancianos, con el objetivo de evitar la propagación del Coronavirus en la población de mayor riesgo.

De esta forma, se dejará de lado el método de control actual, que solo realiza tests a las personas que manifiestan síntomas como tos, fiebre o dolor de garganta. Inclusive, el procedimiento sostiene que solo se debe realizar la prueba de COVID-19 si el test de la gripe ha dado negativo previamente.

Como existe gran cantidad de contagiados asintomáticos -no solo en los asilos, sino en todo el mundo- se controlará a todos los empleados y residentes cada 7 días, siempre y cuando en ese hogar ya existan casos previos de Coronavirus.

En cambio, en los asilos en los que el virus no haya alcanzado a ninguna persona, los controles semanales afectarán a alrededor del 20% del personal.

«Este esfuerzo nos permitirá tener una idea más clara del alcance de los brotes en las residencias de ancianos. Nos permite tener una ventaja para detenerlos», explicó la secretaria de salud de Pensilvania, Rachel Levine.

La medida actual ya tiene antecedentes en otros estados del país. En Maryland, por ejemplo, el gobernador Harry Lagan ordenó a fines de abril controles universales en los hogares de ancianos. En Massachusetts, Virginia Occidental y Tennessee también se probaron métodos similares en los asilos.

Los dos casos más recientes ocurren cerca de Pensilvania. En Nueva York, el gobernador Andrew Cuomo anunció que las pruebas en los hogares de ancianos se realizarán dos veces por semana. Por último, este martes el gobierno de Nueva Jersey destacó que los tests en los asilos comenzarán a fines de mayo.

De esta manera, el gobierno de Tom Wolf decidió tomar cartas en el asunto e imitar las medidas de sus estados vecinos, en un contexto en el cual Pensilvania tiene 57.991 casos confirmados y 3.806 muertes debido al Coronavirus.

Translate »