Pensilvania aumentó 32% sus casos de Coronavirus en la última semana

Foto: CNN

El estado registró casi 800 casos más en los últimos 7 días en relación a la semana anterior. La secretaria de Salud, Rachel Levine, destacó que su departamento monitorea permanentemente a los condados que han subido su tasa de contagios.

Tras un largo período en el cual Pensilvania mostró una prolongada curva descendente en el número de casos confirmados de Coronavirus, esta semana el estado aumentó 32% sus contagios en relación a la semana anterior.

La conclusión se desprende de los datos proporcionados hasta este sábado por el Departamento de Salud estatal. Del domingo 14 de junio al sábado 20, Pensilvania reportó 2468 casos. En cambio, del domingo 21 al sábado 27, informó 3261, casi 800 más que la semana anterior.

Según la doctora Rachel Levine, principal referente sanitaria del estado, el aumento en los casos puede deberse a dos motivos: la reapertura a fase verde que se ha dado en todo el territorio (con la única excepción del condado de Lebanon, que lo hará la semana que viene) y la mayor cantidad de testeos que está realizando el Gobierno.

«Estamos haciendo un monitoreo profundo entre todos los condados que han tenido aumentos», señaló Levine, quien advirtió que la reapertura progresiva conlleva «una propagación de la comunidad» en algunas partes de Pensilvania, debido a que las personas se están movilizando más entre los distintos sitios.

Uno de los condados en los que se visibilizó más este aumento fue Allegheny, donde se encuentra Pittsburgh, la segunda ciudad más poblada del estado detrás de Filadelfia. Este viernes, el condado informó 61 nuevos casos en su parte diario, su segunda cifra más alta desde que comenzó la pandemia.

Sin embargo, el Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh (UPMC), mediante su director médico senior, Donald Yealy, aseguró que el aumento no es para preocuparse, debido a que actualmente el número de personas hospitalizadas es el más bajo desde abril.

«Mirar el número de casos es importante, no lo niego, pero también lo es cuántas personas tienen enfermedades graves, qué les está pasando y si estamos identificando quiénes las tienen”, argumentó Yealy.

Translate »