Pensilvania anuncia el avance a fase verde de ochos condados más el 19 de junio

Foto: Gobierno de Pensilvania

La medida que entra en vigencia el viernes 19 de junio, incluye los condados de Dauphin, Franklin, Huntingdon, Luzerne, Monroe, Perry, Pike y Schuylkill, ubicando al estado de Pensilvania en mejores condiciones frente a la pandemia, al día de hoy con 46 condados en verde y 21 en amarillo

“En Pensilvania, no solo aplastamos la curva, sino que continuamos bajando la cuenta de los casos incluso cuando abrimos nuestra comunidad”, dijo el gobernador Tom Wolf.

De acuerdo con el mandatario, a medida que los condados vuelven a abrir, Pensilvania continúa viendo una disminución constante en los casos, un indicador positivo de que su plan de reapertura gradual y medido está trabajando para equilibrar la salud pública con la recuperación económica.

Al cierre del 12 de junio, los  21 condados que se encuentran  en la fase amarilla son: Berks, Bucks, Chester, Dauphin, Delaware, Erie, Franklin, Huntingdon, Lackawanna, Lancaster, Lebanon, Lehigh, Luzerne, Monroe, Montgomery, Northampton, Perry, Filadelfia, Pike, Schuylkill y Susquehanna.

En el caso de los condados que se ubican en fase amarilla, algunas restricciones en el trabajo y la interacción social disminuirán, mientras que otras, como el cierre de escuelas, gimnasios y otros centros de recreación bajo techo, salones de belleza y uñas, así como las limitaciones en torno a las grandes reuniones, permanecen en su lugar.

Por otro lado, la fase verde alivia la mayoría de las restricciones al levantar las órdenes de cierre de negocios y de quedarse en casa para permitir que la economía se reabra estratégicamente mientras continúa priorizando la salud pública. Algunas restricciones, como el uso de máscaras, permanecen vigentes.

Los 46 condados que ya han logrado alcanzar la fase verde son: Adams, Allegheny, Armstrong, Beaver, Bedford, Blair, Bradford, Butler, Cambria, Cameron, Carbon, Center, Clarion, Clearfield, Clinton, Columbia, Crawford, Cumberland, Elk, Fayette, Forest, Fulton, Greene, Indiana, Juniata, Jefferson, Lawrence, Lycoming, McKean, Mercer, Mifflin, Montour, Northumberland, Potter, Snyder, Somerset, Sullivan, Tioga, Union, Venango, Warren, Washington, Wayne, Westmoreland, Wyoming y York.

A pesar de que esta fase facilita el retorno a una “nueva normalidad”, es igualmente importante seguir monitoreando los indicadores de salud pública y ajustar los pedidos y restricciones según sea necesario para garantizar que la propagación de la enfermedad se mantenga al mínimo.

Translate »