Pence sobre la distribución de las vacunas contra el COVID-19: “EE.UU. primero, el mundo después”

Foto: Gage Skidmore - Flickr

El vicepresidente participó en Miami del evento en el cual el laboratorio Moderna anunció que avanzó a fase 3 en su proyecto. “Crearemos una vacuna segura y efectiva”, manifestó.

El vicepresidente Mike Pence aseguró que la vacuna del laboratorio Moderna, que avanzó este lunes a fase 3 y comenzará a testearse masivamente en humanos, será distribuida “primero en Estados Unidos” y luego en el resto del mundo.

Este proyecto, que es uno de los tres desarrollos occidentales que se encuentran en la primera línea para conseguir la aprobación de inmunidad contra el COVID-19, es el que más apoyo tiene por parte del gobierno estadounidense, ya que es el único que se desarrolla íntegramente en el país.

La compañía, con sede en Massachusetts, realizó el anuncio en la Universidad de Miami, una de las ciudades más damnificadas actualmente por la pandemia. Debido a que el virus se encuentra allí en amplia circulación, esa región será uno de los 87 centros a lo largo y ancho del país en los cuales se probará la vacuna a cerca de 30.000 personas en total.

Pence se refirió al evento como “un día histórico y de esperanza” y aseguró que “es el principio del camino hacia la vacuna”. Además, pese a que las distintas fases están realizándose a velocidades inauditas, garantizó que la vacuna será “segura y efectiva”.

«Ya hemos comenzado a adquirir mil millones de agujas y jeringas para poder implementar la vacuna en el pueblo estadounidense», dijo.

Además de mostrarse próximo a este proyecto de vacuna estadounidense, la visita del segundo al mando a Florida puede verse como un respaldo al gobernador republicano de este estado, Ron DeSantis, quien ha sido fuertemente criticado en las últimas semanas por la disparada de casos en la región.

Inclusive, hace pocos días el presidente Donald Trump decidió cancelar la Convención Republicana que iba a realizarse en la ciudad de Jacksonville, lo que no hace más que admitir implícitamente que la situación sanitaria en Florida no está bajo control. Por ello, en su viaje, Pence buscó siempre mostrarse cerca de DeSantis, un aliado incondicional del presidente.

Este carácter de la visita oficial de Pence fue destacado también por el propio gobernador, quien agradeció ante la prensa “el continuo apoyo” que el vicepresidente ha brindado al estado de Florida.

“El grupo de trabajo, el presidente, el vicepresidente, todos los secretarios del gabinete, cada vez que los llamamos, todos han entrado en acción. Y la gente de Florida, creo, entiende eso”, indicó.

Translate »