Pedidos de subsidios por desempleo aumentaron de manera sorpresiva

Foto de Nout Gons en Pexels

Las solicitudes iniciales para el seguro de desempleo aumentaron la semana pasada de manera sorpresiva por primera vez desde fines de abril, según informó el Departamento de Trabajo, en Washington.

El número de personas que presentaron el pedido del beneficio al desempleo aumentó en 37.000 presentaciones respecto de la semana anterior y totalizó 412.000 pedidos, de acuerdo con la información oficial.

El Gobierno remarcó que un total de 3,5 millones de estadounidenses seguían cobrando los beneficios estatales tradicionales por desempleo en la semana que finalizaba el 5 de junio, un aumento de solo 1.000 respecto a la semana anterior.

El número de solicitudes de desempleo generalmente refleja el ritmo de los despidos y los analistas consideran que se produjo un bache temporal en el mercado laboral, previo al inicio del verano.

De todas formas, es visible la mejora de las contrataciones, a medida que la economía se reabre.

Los despidos mermaron significativamente en los últimos meses a medida que disminuyen los problemas de salud y las empresas aumentan la contratación.

Los economistas pronostican una mejora continua en el mercado laboral hasta fin de año, con la expectativa de que la tasa de desempleo caiga por debajo del 5% para fin de año.

El aumento de las solicitudes se concentró en los estados de Pensilvania, California y Kentucky.

Mientras tanto, Michigan y Alabama registraron las mayores caídas en las reclamaciones iniciales.

Las solicitudes semanales de ayuda por desempleo habían caído durante seis semanas consecutivas y los economistas esperaban otra caída la semana pasada.

El informe mostró que el promedio de reclamos de cuatro semanas, que suaviza los altibajos semanales, cayó en 8.000 la semana pasada a 395.000, el promedio más bajo de cuatro semanas desde que se iniciara la pandemia en marzo de 2020.

Hace un año, casi 1,5 millones de personas habían solicitado prestaciones por desempleo en una semana.

Con el aumento de las vacunas, la economía se está recuperando rápidamente de la recesión. Todo ese gasto renovado ha impulsado la demanda de los clientes y ha llevado a muchas empresas a buscar nuevos trabajadores, a menudo con salarios más altos, al tiempo que se trata de evitar despidos.

De hecho, la velocidad del repunte de la recesión ha tomado a muchas empresas con la guardia baja y ha desencadenado una carrera por contratar.

Muchas empresas están luchando por encontrar trabajadores a medida que la economía se recupera más rápido de lo esperado.

Los empleadores están publicando puestos vacantes más rápido de lo que los solicitantes pueden cubrirlos. En abril, anunciaron un récord de 9,3 millones de puestos de trabajo, un fuerte 12% más que en marzo.

Si se incluyen los beneficios federales, 14,8 millones de personas recibieron algún tipo de ayuda por desempleo durante la semana del 29 de mayo, casi 560.000 menos que la semana anterior y 30,2 millones menos que un año antes.

Ayer, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, había dicho que el ritmo de mejora en el mercado laboral había sido desigual.

“Los factores relacionados con la pandemia, como las necesidades de atención, los temores continuos del virus y los pagos del seguro de desempleo parecen estar afectando el crecimiento del empleo”, dijo Powell. “Estos factores deberían disminuir en los próximos meses, en un contexto de aumento de las vacunas, lo que generará ganancias más rápidas en el empleo”, agregó.

Translate »