Padre de Jacob Blake confirma que su hijo tiene parálisis en la mitad de su cuerpo luego de ser baleado por un policía

Foto: Justin Lane / EFE

El progenitor de la víctima confirmó que había “ocho agujeros” en el cuerpo de su hijo, y se desconoce si podrá recuperarse por completo de las lesiones causadas por los disparos.

Jacob Blake, el afroamericano de 29 años que recibió varios impactos de bala por la espalda a manos de un oficial del Departamento de Policía de Kenosha, tiene el cuerpo paralizado de la cintura hacia abajo, según confirmó el padre de la víctima.

El hecho de brutalidad policial circuló en las redes sociales y enardeció a los habitantes de la ciudad, que realizaron fuertes manifestaciones durante dos noches consecutivas desafiando el toque de queda impuesto por las autoridades. Las protestas han dejado un saldo de varios locales comerciales y automóviles incendiados, así como distintos destrozos en la vía pública.

«¿Qué justificó todos esos disparos?, ¿Qué justificaba hacer eso frente a mis nietos? ¿Qué estamos haciendo?”, expresó el padre de la víctima en una entrevista. A su vez, manifestó que el exceso de los agentes del orden contra su hijo fue «el pedernal y la gasolina», que desató la ola de violencia.

“Esos policías que le dispararon a mi hijo como un perro en la calle son responsables de todo lo que ha pasado en la ciudad de Kenosha. Mi hijo no es responsable de eso. Mi hijo no tenía arma. No tenía pistola”, justificó.

Harman Poster, un primo de Jacob Blake, informó que sería intervenido quirúrgicamente este martes con la intención de «poner algunos nervios a trabajar», aunque precisó que «todavía está inconsciente”, que no ha despertado y que “hay una probabilidad de 50/50 de que se vaya».

El incidente de Jacob Blake ha despertado la atención nacional en torno a un crimen que recuerda la muerte de George Floyd ocurrida en circunstancias similares; en ese caso, a manos de la policía de Minneapolis. 

Las protestas también se hicieron presentes en Nueva York, donde cientos de manifestantes avanzaron por Times Square y Manhattan, gritando consignas del tipo “‘¿Cómo se escribe asesinos? Policías’ o ‘¿Estos policías racistas deben desaparecer?’”.

Bernice King, hija del líder de derechos civiles Martin Luther King Jr, escribió en su cuenta Twitter sobre la trascendencia de este nuevo hecho de violencia. “Los Estados Unidos de América continúan deshumanizando las vidas de los negros. El racismo y el trauma multifacético de la esclavitud no se evaporaron con una proclamación. Estados Unidos no es un país racista, es un impedimento para la Verdad, el Amor y la Justicia”.

Por su parte, Benjamin Crump, el abogado defensor de la familia Blake, quien ha llevado numerosos casos similares, anunció en sus redes que esta tarde la familia realizará una conferencia de prensa para abordar la condición de Jacob y sus planes de seguir adelante para exigir justicia por el acto de violencia policial.

Translate »