Obligan a Trump a entregar sus declaraciones de impuestos a la Justicia

Foto: Fickr de la Casa Blanca

Lo dictaminó un tribunal de apelaciones de Manhattan. Sin embargo, los abogados del presidente quedaron habilitados a apelar ante la Corte Suprema, por lo que la cuestión se resolvería luego de las elecciones.

El presidente Donald Trump fue intimado este miércoles a entregar sus declaraciones de impuestos de los últimos ocho años, en una decisión que comunicó un tribunal de apelaciones de Manhattan.

La noticia llega una semana después de que el periódico The New York Times filtrara esos documentos privados del presidente, que revelaron datos escandalosos, como que en 2016 y 2017 Trump solo pagó 750 dólares de impuesto a la renta.

Tras conocerse esa noticia, el mandatario calificó a la publicación del Times como “falsa”, pero no pudo evitar la gran repercusión que se generó en todo el país y el aprovechamiento político que tuvieron los demócratas para apropiarse del tema y criticarlo. Sin ir más lejos, al día siguiente Joe Biden y Kamala Harris hicieron públicas sus declaraciones de impuestos.

Este miércoles, el apartado impositivo del presidente volvió a cobrar notoriedad porque la Justicia neoyorquina -con la cual Trump ha mantenido constantes controversias- lo obligó a que presente sus declaraciones de impuestos de los últimos ocho años ante la Fiscalía de Manhattan.

Sin embargo, los abogados que representan al jefe de Estado quedaron habilitados a apelar el dictamen ante la Corte Suprema, algo que se descuenta que sucederá, por lo cual Trump cuenta con ventaja para salir airoso de esa controvertida situación.

Por un lado, la postergación de la decisión estiraría un dictamen final hasta luego de las elecciones, lo que evitaría un dolor de cabeza en ese aspecto hasta que se define la contienda ante Biden, que lo tiene por debajo en la mayoría de las encuestas.

Por el otro, la Corte está actualmente dominada por los jueces conservadores por 5-3 (aunque el presidente, John Roberts, ha votado en contra del presidente), una diferencia que se ampliaría en las próximas semanas, cuando Amy Coney Barret sea confirmada por el Senado, como parece que finalmente ocurrirá.

Translate »