Obama consideró que la salud pública debe prevalecer sobre la política durante la pandemia del COVID-19

Foto: Piqsels

El exmandatario se pronunció en torno a un artículo del New York Times, que describe la posibilidad de un empeoramiento de la situación actual en caso no actuar oportunamente.

El expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, manifestó su preocupación sobre el futuro de la nación debido a la crisis del COVID-19. A la vez, advirtió que los más recientes indicadores de la pandemia son una señal de que la situación no distingue tendencia política, por lo que invitó a priorizar las acciones sobre la salud pública y, en consecuencia, afirmó que eso mejorará la situación económica.

«Los últimos datos ofrecen un recordatorio trágico de que al virus no le importan los efectos ni la ideología, y que lo mejor que podemos hacer por nuestra economía es enfrentar nuestra crisis de salud pública», escribió Obama en su cuenta Twitter, refiriéndose al artículo de opinión que lleva por nombre “La pandemia podría empeorar mucho, mucho más. Debemos actuar ahora”.

Asimismo, Obama habló sobre el abordaje de los países a nivel mundial y el lugar que ocupa nuestra nación dentro de ese listado. «Aquí hay un vistazo rápido de cómo nuestra respuesta se compara con los países de todo el mundo», escribió acompañando un gráfico que ilustra cómo Estados Unidos es el segundo país después de Brasil en nuevos casos de Coronavirus por 1 millón de residentes.

En la columna, el autor John M. Barry hizo una comparación con Italia, un país que logró superar su alta tasa de mortalidad por el virus y que, a pesar de contar con una población dos veces mayor que la del estado de Texas, ha registrado cerca de 200 casos diarios, mientras que Texas contabiliza más de 9,000.

Igualmente, Barry mencionó a Alemania, que actualmente suma menos de 400 casos al día y tiene una población cuatro veces mayor que la del estado de Florida. Pero, a pesar de la amplia diferencia, se compara con una región que reportó el pico más alto en cualquier estado en un solo día, con una cifra superior a los 15,300 contagios.

“Italia, Alemania y docenas de otros países han reabierto casi por completo, y tenían todas las razones para hacerlo. Todos tomaron el virus en serio y actuaron con decisión, y continúan: Australia acaba de emitir multas por un total de 18 mil dólares porque demasiadas personas asistieron a una fiesta de cumpleaños en la casa de alguien”, argumentó el autor.

El artículo menciona que las autoridades sanitarias estadounidenses han seguido el modelo europeo que resultó exitoso para controlar la pandemia, como incorporar cuarentena, medidas sanitarias estrictas, reducir la capacidad laboral, y testear, rastrear y aislar los casos. Sin embargo, los objetivos logrados no son similares a los del viejo continente y los resultados actuales lo demuestran.

En la publicación se hace referencia a la pandemia de gripe de 1918, la cual obligó también a cerrar empresas y originó una gran crisis económica. Algunas empresas se apresuraron a reabrir y debieron repetir el ciclo hasta tres veces, pero finalmente salieron victoriosos de la situación.

A juicio de John M. Barry, vale recordar las situaciones del pasado y lo que ha ocurrido recientemente alrededor de la crisis que golpea al país, para llamar a la reflexión de que si se hubieran seguido las iniciativas sugeridas al principio la situación sería distinta. Además, advirtió que si no se toman las medidas para controlar la pandemia ahora, “podríamos enfrentar un desastre que empeorará la situación de hoy”.

Translate »