Nuevas órdenes generales de uso de la fuerza para la Policía de Jersey City

Foto: El Chorrillero

Las fuerzas de seguridad modificarán sus prácticas policiales con la intención de que la ciudad se convierta en un referente nacional respecto al accionar de los uniformados.

El anuncio de aplicar cambios en las órdenes generales del Departamento de Policía de Jersey City fue realizado por el alcalde Steven M. Fulop, en conjunto con el director de Seguridad Pública, James Shea, para establecer nuevas pautas de “Uso de Fuerza” para los agentes de seguridad. 

Al respecto, Fulop recordó la promesa que realizó al aquél entonces presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, quien solicitó a los alcaldes dar un paso al frente y comenzar con los cambios cuando fuera necesario. “Tenemos el mejor departamento de policía de cualquier parte del país y cuando sea posible ser aún mejor, tomaremos medidas para hacerlo”, destacó el alcalde. 

Para poder alcanzar esos objetivos -y con la intención de marcar un rumbo en un contexto de crisis social como el actual- el mandatario dejó en claro que trabajará en conjunto con la comunidad y las fuerzas de seguridad para asegurarse que la ciudad siga siendo “un ejemplo a nivel nacional”. 

Resumen de la nueva Orden de Uso de Fuerza: 

1)       Requerir desescalada:

Al usar la fuerza, se debe ejercer la máxima moderación. El grado de fuerza empleado en cualquier situación debería ser solo el razonablemente necesario. Los oficiales deben agotar todos los demás medios razonables antes de recurrir al uso de la fuerza. 

2)       Requerir advertencia antes de disparos:

Los comandos verbales deben continuar con todos los niveles de fuerza necesarios. Sin embargo, las circunstancias presentadas a un oficial pueden requerir saltar a un paso más alto para protegerse de manera efectiva y segura a sí mismo y a los demás. 

3)       Política de estrangulamiento:

El uso de estrangulamientos no son tácticas reconocidas y solo deben usarse como un último recurso en circunstancias en las que no hay una alternativa razonable disponible para proteger la seguridad del oficial o demás personas.

4)       Agotar todos los demás medios antes de disparar:

Vea la Respuesta para Requerir Desescalada arriba.

5)       Deber de intervenir:

Cada oficial tiene el mandato y la obligación de tomar las medidas apropiadas en cualquier situación en la que el oficial esté claramente convencido de que otro policía está usando la fuerza en violación de la ley estatal.

6)       Requerir uso de fuerza continua:

En presencia de orden de violencia ascendente, la desviación será posible sólo si el oficial cree razonablemente que tal acción es inmediatamente necesaria para proteger al oficial u otra persona del peligro inminente de muerte o lesiones corporales graves. 

7)       Requerir informes completos:

En todos los casos en que se use fuerza física, mecánica o mortal, cada oficial que haya empleado dicha fuerza deberá informar al supervisor que responderá a la escena. La Oficina de Asuntos Internos revisará todos los informes de uso de la fuerza si se emite una queja o no.

8)       Prohibición de disparar a vehículos en movimiento

Se prohíbe descargar armas a vehículos en movimiento, o disparar al conductor u ocupante de un vehículo en movimiento a menos que:

  • Exista un peligro de muerte o daño corporal grave a los oficiales u otra persona.
  • No haya otros medios disponibles en ese momento para evitar o eliminar el peligro.
  • Un oficial no debe disparar un arma únicamente para desactivar vehículos en movimiento.
Translate »