Nueva York y Nueva Jersey avanzarían la fase de vacunación según las recomendaciones de los CDC

Foto: Hannah Yoon / The New York Times

La agencia federal recomienda que después de la primera etapa de vacunación se debe inmunizar a trabajadores esenciales y personas de 75 años o más. Luego, en la fase 1C, se atendería a la población de 16 a 64 años con condiciones de riesgo.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) publicaron una propuesta para la fase 1B de vacunación contra el COVID-19 que incluye 87 millones de trabajadores esenciales con mayor exposición a la enfermedad y, en la fase 1C, a 110 millones de personas con edades de entre 16 y 64 años que padezcan condiciones preexistentes.

Dentro de la fase 1B, los CDC recomiendan incluir 30 millones de personas que comprenden a grupos mayores de 75 años y a “trabajadores esenciales de primera línea”. Esta estrategia está fundamentada en que “la vacunación de los adultos mayores reduce el número de muertes, mientras que la inmunización de los adultos más jóvenes primero (trabajadores esenciales o adultos más jóvenes con condiciones de alto riesgo) evita la cantidad de infecciones”.

Este último grupo incluye bomberos, oficiales de policía, educadores, personal de apoyo escolar, trabajadores de guarderías, trabajadores en la industria de alimentos, agricultura y manufactura, oficiales y personal de prisiones, trabajadores del Servicio Postal, trabajadores de transporte público y trabajadores de despensas.

Asimismo, esta fase propone la atención de 57 millones de trabajadores esenciales que comprenden las áreas de transporte y logística, servicio de alimentos, construcción, tecnología y comunicación, energía, medios de comunicación y servicios legales, entre otros.

Las estadísticas de los CDC muestran que la incidencia más alta de COVID-19 por cada 100.000 habitantes se ubica entre los jóvenes adultos de entre 18 y 29 años, con 5.489 casos, y el índice de mortalidad más elevado está entre la población de 75 a 84 años con 366 casos.

Las consideraciones de la agencia federal para la fase 1C incluyen a 110 millones de personas en la categoría de alto riesgo, debido a condiciones preexistentes, como diabetes, asma y personas inmunodeprimidas. La estrategia hacia este grupo poblacional tiene el objetivo de “reducir la morbilidad y la mortalidad en personas con una carga de moderada a alta de hospitalizaciones y muertes asociadas al COVID-19”.

El Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización de los CDC no precisó una fecha exacta para vacunar a cada grupo porque esa decisión depende de la capacidad logística de cada estado. Sin embargo, se estima que la fase 1B podría iniciar en enero y la 1C en febrero.

Translate »