Nueva York sufre grandes daños por el paso del huracán Isaías

Foto: Tw @crespoq1203

Los fuertes vientos, combinados con la tormenta tropical, han causado la caída de árboles, postes de luz y cables de energía. Se confirmó el fallecimiento de una persona.

Luego de la alerta máxima que se anunció para Pensilvania, Nueva Jersey y Nueva York por el paso del huracán Isaías por la costa este del país, el ciclón arrasó varias regiones y originó graves problemas en el condado de Queens, donde causó la muerte de una persona, así como colapsos en el sistema de transporte y un corte en el suministro eléctrico que afectó a más de un millón de ciudadanos.

Intensos vientos con velocidades de hasta 70 millas por hora afectaron durante el día a la Gran Manzana, una situación que obligó a las autoridades a sugerir a los residentes que permanecieran en sus hogares para evitar accidentes.

Debido a las fuertes precipitaciones, la tormenta comprometió el sistema de transporte de Nueva York. Esto trajo como consecuencia la suspensión de las líneas superficiales del metro y otros servicios de trenes, además de ocasionar cortes y paralizar el tránsito en varios puentes como medida de seguridad.

Aunque el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, no ha decretado el estado de emergencia, emitió un comunicado donde solicitó a los ciudadanos “que estén preparados para que este sistema climático golpee al estado en las próximas 24 horas”.

Daniel Brown, especialista del Centro Nacional de Huracanes (CNH), advirtió que “todas esas lluvias podrían producir inundaciones súbitas en porciones del este de las Carolinas y en el Atlántico medio, e incluso en el noreste de Estados Unidos”. 

Los pronósticos indican que la tormenta para este miércoles se extenderá al estado de Maine donde se esperan inundaciones en algunos sectores.

El reporte de los daños de la empresa eléctrica Con Edison, señala que 110.000 mil clientes sufrieron cortes en el suministro en la ciudad de Nueva York, afectaciones que solo fueron mayores con el paso del huracán “Sandy” en el 2012 y la tormenta “Irene” en el año 2011. 

Por su parte, en Nueva Jersey, la suspensión del servicio energético alcanzó 1.4 millones de hogares y establecimientos comerciales debido a la tormenta, ocasionando algunas roturas en el tendido público.

Al respecto, el presidente Donald Trump pidió mantener el estado de alerta en los sectores afectados y describió a la tormenta como un temporal “muy serio”. “Las marejadas ciclónicas y las inundaciones son posibles y todos deben permanecer cautelosos hasta que esto pase”, destacó.

Translate »