Nueva York, Seattle y Portland demandan a la Administración Trump por etiquetarlas como ciudades “anarquistas”

Foto: Flickr / nycmayorsoffice

La queja conjunta fue presentada al Tribunal de Distrito de Estados Unidos para bloquear una medida que el presidente ordenó al Departamento de Justicia, que pone en riesgo la asignación de fondos federales a estas tres ciudades.

Las ciudades de Nueva York, Seattle y Portland presentaron una demanda contra la designación de “jurisdicciones anarquistas” que les colocó el Departamento de Justicia el mes pasado por órdenes del presidente Donald Trump, ya que representa una amenaza para la asignación de recursos de estas jurisdicciones.

“Es moralmente incorrecto. Es legalmente inaceptable. Es inconstitucional y vamos a combatirlo. Esto es producto de la turbulenta imaginación de Donald Trump”, dijo el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, en rueda de prensa.

La situación inició el mes pasado, cuando la Administración Trump ordenó al Departamento de Justicia que etiquetara a estas ciudades gobernadas por demócratas como “anarquistas”, debido a que considera que no controlan la “violencia y destrucción de propiedad” en las calles en medio de la ola de protestas que se registran en el país.

Aunque al principio la medida fue considerada como un elemental pronunciamiento político por el año electoral, los funcionarios contemplaron los riesgos que conlleva para las partidas presupuestarias, ya que a principios de mes la Administración Federal de Transporte ofreció a todas las ciudades optar por 10 millones de dólares en ayuda, pero con el mensaje “ciudades anarquistas no necesitan aplicar”.

En este sentido, la demanda acusa a la Administración Trump de violar el poder del Congreso para decretar cómo se distribuyen los fondos federales. Asimismo, plantea que la calificación de “anarquista” es ilegal y es una violación de los derechos de las ciudades a disponer cómo vigilar sus espacios y utilizar sus recursos. “Si se permite, sería devastador para las ciudades”, indicó la demanda.

La ciudad de Nueva York pone en juego hasta 12 mil millones de dólares si la medida se ejecuta ampliamente. Este monto representa un 13% del presupuesto global, si se tiene en cuenta los 97 mil millones de este año.

De acuerdo con el abogado de la Corporación de la Ciudad de Nueva York, James Johnson, la medida afectaría las subvenciones del Departamento de Salud y Servicios Humanos, financiamiento para el orden público, el tránsito de la vivienda y ayudas de emergencia en medio de la pandemia del COVID-19.

“No vamos a permitir que se pisoteen los derechos de nuestro sistema judicial. La única anarquía en este país proviene de la Casa Blanca y no es algo que hayamos visto antes en ninguna administración demócrata o republicana y es una locura”, destacó el alcalde De Blasio. 

Translate »