Nueva York promulgó una Ley que eleva las sanciones por modificar ilegalmente los silenciadores y escapes de vehículos

Foto: Kevin P. Coughlin / Office of the Governor (Governor Kathy Hochul - Flickr)

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, promulgó una ley que eleva las multas contra automovilistas y talleres de reparación que modifican ilegalmente los silenciadores y los sistemas de escape para hacerlos más ruidosos.

La Ley para detener la contaminación ruidosa y excesiva de escapes (SLEEP, por sus siglas en inglés) aumenta de $150 a $1.000 la multa máxima por instalar equipamiento que hace más ruidosos a motocicletas y automóviles.

“Cuando hay ruido, ruido que no tiene por qué estar ahí y que ataca tus oídos en un momento en el que deberías estar descansando, tenemos que dar un paso al frente y hacer algo”, destacó la gobernadora.

Hochul resaltó que el proyecto de ley surgió después de que más de 3.000 neoyorquinos llamaron al 311 para presentar quejas por exceso de ruido en sus comunidades, debido a las carreras y silenciadores en motocicletas y automóviles.

En este sentido, la Ley prohibirá que los talleres de reparación puedan instalar dispositivos de ruido mejorados o vender cualquier sistema de escape que aumente el ruido.

Penalizaciones por incumplimiento

Los talleres que cometan una infracción recibirán un aviso, pero en la tercera ocasión deberán pagar una multa de 1.000 dólares por la instalación o modificación ilegal de equipos en vehículos y $500 por alterar una motocicleta.

Para lograr el cumplimiento total de esta medida, cada año se fiscalizarán los escapes cuando los vehículos sean sometidos a inspecciones.

Translate »