Nueva York pierde un escaño en el Congreso por 89 personas que no se contabilizaron en el Censo 2020

Foto: Flickr

Los resultados del Censo cerraron en el estado con una población total de 20,2 millones de residentes, un 4,2% de crecimiento en los últimos 10 años, pero la proporción no mantuvo el ritmo de otras regiones del país y redujo a 26 sus puestos en el Congreso.

La Oficina del Censo confirmó que el estado de Nueva York perderá un escaño en la Cámara de Representantes en el Congreso a partir de las elecciones de 2022, debido a un estrecho margen de 89 personas que no se contabilizaron en el recuento poblacional.

De acuerdo con Kristin Koslap, experta técnica principal en el reparto del censo de 2020, el estado de Nueva York podría haber conservado sus 27 puestos en el Congreso si tan solo hubieran contabilizado 89 personas más.

“Había 435 escaños. El último escaño fue para Minnesota y Nueva York era el siguiente. Si haces la ecuación de álgebra que determina cuántos habrían necesitado, son 89 personas”, explicó la analista en rueda de prensa.

Repercusión para el estado 

Una menor cantidad de representantes en el Congreso no solo significa menor influencia política, también condiciona la asignación de fondos federales para el estado que anualmente alcanza los 1,5 billones  de dólares.

El mapa político actual de Nueva York está integrado por 19 representantes demócratas y ocho republicanos. Recién en agosto, cuando sean develados los datos más precisos sobre el censo, se determinará la redistribución de los distritos electorales y la eliminación de uno de ellos.

Nueva York y seis estados más pierden un escaño

Nueva York, el cuarto estado más poblado del país, perderá un escaño junto a Pensilvania California, Illinois, Michigan, Ohio y Virginia Occidental. Mientras que Colorado, Florida, Montana, Carolina del Norte y Oregón obtendrán un puesto adicional. Texas ganará dos escaños en la Cámara de Representantes.

El estado de Pensilvania también tendrá una reducción de su delegación en el Congreso, debido a que su población solo creció un 2,4% y no se ajustó al 7,4% que se mantuvo a nivel nacional.

La situación de rezago poblacional que registró Nueva York en el último censo -a pesar de haber aumentado en 823.147 su número de habitantes- no es un hecho aislado, porque si bien el país aumentó un 7,4% su población para totalizar 331.449.281, la tasa de crecimiento en la última década se redujo al 9,7%, la segunda más baja de la historia en el país.

Translate »