Nueva York levantará todas las restricciones cuando el 70% de los adultos haya recibido la primera inyección

Foto: Flickr /Governor Andrew Cuomo

Desde el 19 de mayo la mayoría de las restricciones de capacidad en comercios, reuniones sociales y eventos quedaron sin efecto en Nueva York, pero las vacunas deberán alcanzar un 70% de la población adulta antes de avanzar a otra fase.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, informó que un 68,6% de los neoyorkinos ya recibió al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19 y las restricciones restantes para mitigar el virus se levantarán una vez que el 70% de la población reciba la primera inyección del antídoto.

“Estamos a solo un 1,4% de alcanzar ese objetivo”, informó el gobernador Cuomo.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), ya se administraron 19,5 millones de dosis y 59,5% de los habitantes han completado su serie de vacunas en el estado.

En este momento no hay una medida vigente que limite la capacidad en locales comerciales, servicios de alimentos, gimnasios, centros de fitness, lugares de entretenimiento, salones de belleza, lugares de culto, entre otros.

Restricciones restantes

Sin embargo, prevalecen las restricciones de capacidad máxima en interiores de hasta 250 personas y en exteriores de 500 asistentes. En ambos casos, el aforo podría excederse solo si los asistentes acreditan estar completamente vacunados o muestran un resultado reciente de la prueba COVID-19 negativa y respetan el distanciamiento social de seis pies.

Además, los espacios para eventos en interiores a gran escala solo pueden utilizar hasta un 30% de su capacidad y los eventos al aire libre tienen autorización para albergar a un tercio de la capacidad total.

“El levantamiento de nuestras restricciones de COVID es una señal de lo duro que han trabajado los neoyorquinos para contener la propagación del virus y proteger a sus comunidades. Con cifras que tienden a mínimos históricos, está claro que la vacuna es efectiva y que es una herramienta invaluable contra el virus”, destacó el mandatario.

Aunque Nueva York autorizó que las personas completamente vacunadas puedan dejar de usar de manera obligatoria protector facial en los lugares públicos, en concordancia con la orientación de los CDC, las empresas están autorizadas a exigir máscaras y seis pies de distanciamiento social para los empleados y clientes dentro de sus establecimientos.

Además, los lugares para eventos a gran escala, las escuelas de prekínder a 12, el transporte público, los refugios para personas sin hogar, las instalaciones correccionales, los hogares de ancianos y los entornos de atención médica deberán continuar los protocolos de salud existentes en el estado.

Las personas no vacunadas seguirán siendo responsables de mantener una distancia social adecuada de seis pies y usar una máscara según las pautas federales de los CDC. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »