Nueva York investiga a una clínica por administrar vacunas contra el COVID-19 de manera “fraudulenta”

Foto: Province of British Columbia - Flickr

El proveedor de servicios médicos habría “obtenido de alguna manera” las dosis y se las habría colocado a personas que no pertenecen al cuerpo de trabajadores sanitarios, prioridad que marcan las guías gubernamentales. No trascendió el nombre de la institución.

A pocas semanas de comenzar a distribuir el antídoto, el estado de Nueva York abrió una investigación sobre una empresa de clínicas privadas por presuntamente ofrecer vacunaciones contra el Coronavirus de manera “fraudulenta”, sin respetar las guías gubernamentales que dan prioridad al personal sanitario de primera línea.

En un comunicado, el secretario de Salud, Howard Zucker, señaló que un proveedor está acusado de “haber obtenido y distribuido de manera fraudulenta vacunas contra el Coronavirus”, según ABC News.

Según la investigación, la entidad encargada de brindar las atenciones médicas habría “obtenido de alguna manera” las dosis y se las habría puesto a personas civiles en vez de a trabajadores sanitarios, contradiciendo los lineamientos estipulados por las autoridades gubernamentales.

Esta situación enciende una alerta para el país, dado que uno de cada 1.000 estadounidenses murió por la enfermedad desde que lo hiciera el primero el pasado 6 de febrero, según cálculos realizados con el barómetro de la Universidad Johns Hopkins. 

Las muertes en Estados Unidos son superiores a las de Brasil e India juntas, los dos países que siguen en la lista de los más afectados por la pandemia. La situación empeoró en las últimas semanas, donde se han registrado registros máximos de casos y decesos diarios.

Nuestro territorio cuenta con una población de 330.753.142 millones de personas según el censo, mientras que el número de fallecimientos en lo que va de pandemia se aproxima a los 350.000.

Translate »