Nueva York establece que los trabajadores de la salud deberán vacunarse contra el COVID-19

Foto: covid19vaccine.health.ny.gov

El mandato implica que las personas que trabajan en hospitales, instalaciones de cuidado a largo plazo, hogares de ancianos, cuidado de adultos y otros entornos colectivos tendrán que recibir la primera inyección del antídoto antes del 27 de septiembre.

Como respuesta al rebrote del Coronavirus en el estado de Nueva York –que promedia 3.700 casos y 17 fallecidos por día vinculados a la variante Delta- un nuevo mandato de vacunación ordena que todos los trabajadores de la salud deben haber recibido al menos la primera inyección del inmunizante para fines de septiembre.

Desde la gobernación señalaron que los esfuerzos también van dirigidos a alentar al sector privado y a los distritos escolares, para que implementen políticas de vacunación obligatorias.

La medida surge como respuesta a la variación que ha experimentado el estado en los indicadores de salud durante las últimas semanas.

En el periodo que va del 10 de junio hasta el 10 de julio los casos mantuvieron un promedio de 500 por día, pero desde esa fecha la curva de contagios no ha detenido su ascenso y  el total de hospitalizaciones ya se ubica en 1.722. A su vez, las estadísticas de fallecidos habían alcanzado niveles mínimos, pero el promedio diario ya está alrededor de los 17 decesos.

Cifras oficiales refieren que hasta el momento  han completado su serie de vacunación un total de 450.000 (75%) trabajadores de hospitales del estado, 30.000 (74%) trabajadores de centros de atención para adultos y 145.500 (68%) de los trabajadores de hogares de ancianos

A la par de este nuevo mandato de vacunación, el Departamento de Salud autorizó una tercera dosis de la vacuna para los neoyorquinos con sistemas inmunológicos comprometidos, siguiendo la recomendación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

A medida que la situación sanitaria comienza a engrosar los indicadores, el estado ya ha tomado medidas similares como la exigencia de carnet de vacunación o el test negativo de Coronavirus a empleados de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) y de la Autoridad Portuaria.

Además, NYC exigirá a partir de mañana una prueba de vacunación contra el COVID-19 para ingresar a restaurantes, gimnasios y espectáculos en interiores.

Las personas podrán presentar una prueba válida como una Tarjeta CDC de papel, pasaporte Excelsior, aplicación NYC COVID Safe o cualquier registro oficial de vacunación.

En esa dirección, todos los trabajadores públicos deberán presentar un comprobante único de vacunación o practicarse la prueba COVID-19 una vez a la semana, a partir del 13 de septiembre.

Translate »