Nueva York deroga la ley que prohíbe el uso de protectores faciales

Foto: Pixabay

Se trata de una legislación que contradecía el pedido del gobernador Cuomo de dejar en manos de comerciantes el ingreso a sus locales de personas sin protección. 

La Ley Penal de Nueva York 240.35 prohibía que dos o más personas con máscaras -o cualquier cobertor facial- puedan transitar por un lugar público. La normativa había tomado mayor importancia tras el anuncio de Andrew Cuomo, de que las empresas tengan la potestad de negar la entrada a los locales a las personas que no utilicen protección. 

La antigua ordenanza cobró vigencia en el año 1845 como una respuesta a un recorte a los precios del trigo. En aquél entonces, los arrendatarios tapaban sus rostros para ocultar su identidad y se enfrentaban a las fuerzas de seguridad. Esta disposición perdía acción solo en fechas claves como Halloween o en fiestas de disfraces. 

Se trata de una normativa que quedaría obsoleta en un contexto de pandemia como el actual, que nos lleva a utilizar máscaras de protección en público para resguardar la salud de cada uno de los habitantes y llevar mayor seguridad al resto de la población. 

El senador del Bronx, Jamaal Bailey, uno de los patrocinadores de la legislación, se refirió a la importancia de la medida dentro de un contexto de crisis sanitarias sin precedentes. “El gobernador Cuomo emitió una orden ejecutiva que requiere que los neoyorquinos usen máscaras faciales, pero este mandato entra en conflicto con una disposición anticuada de la ley penal que prohíbe el uso de tales máscaras”, destacó. 

Pese a parecer una iniciativa de absoluto sentido común frente a la llegada del Coronavirus, la ley no fue aprobada de manera unánime y causó grandes controversias en el senado. Están quienes creen necesario el fallo para resguardar la salud y los que consideran que aumentaría los niveles de inseguridad, con 35 votos a favor de la legislación y 27 en contra. 

Al respecto, el senador republicano Robert Ortt, uno de los funcionarios que se opuso a la medida, sentenció que “Al eliminar esta ley, incluso después de que las preocupaciones de salud relacionadas con COVID-19 hayan pasado, abre la puerta a problemas de seguridad pública”.

Translate »