Nueva York: beneficiarios del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria recibirán un suplemento extra en septiembre

Foto: Facebook New York State Office of Temporary and Disability Assistance

Los beneficios suplementarios se pueden utilizar para comprar alimentos en las tiendas minoristas de alimentos autorizadas, al igual que los beneficios normales de SNAP. El saldo no utilizado se transfiere al mes siguiente.

La gobernadora de Nueva York, Katy Hochul, anunció que los hogares beneficiados con  el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP) que reciben una asistencia mensual máxima, y los que han estado recibiendo una asignación de emergencia de menos de 95 dólares por mes, obtendrán en septiembre un suplemento alimentario mínimo.

«La pandemia ha sido económicamente dolorosa para innumerables hogares en Nueva York, y no podemos permitir que nuestros residentes vulnerables enfrenten la perspectiva del hambre o la inseguridad alimentaria, especialmente a través de una crisis de salud pública», dijo la  gobernadora Hochul.

Desde la gobernación detallaron que los pagos de 95 dólares se entregarán directamente a la cuenta de Transferencia Electrónica de Beneficios (EBT) existente de los destinatarios y se puede acceder a ellos con su tarjeta.

La asignación suplementaria, que será publicada a partir del 16 de septiembre hasta final del mes, significa un desembolso federal de 200 millones de dólares y cerca de 1,6 millones de hogares beneficiados en el estado.

«Estos beneficios alimentarios de emergencia están ayudando a los neoyorquinos a llegar a fin de mes y alimentar a sus familias, al mismo tiempo que aportan fondos federales fundamentales a la economía de nuestro estado”, complementó Hochul.

El estado de Nueva York confirmó que los neoyorquinos continuarán recibiendo el beneficio máximo de SNAP, mientras continúe la declaración de emergencia federal en 2021.

Las cifras del programa SNAP precisan que hasta julio de 2021 el estado de Nueva York sumaba casi 2.8 millones de beneficiarios y una inversión  que supera los 2.9 mil millones de dólares desde que comenzó la pandemia.

Translate »