Nueva York avanza para erradicar la discriminación en las transacciones de alquiler y venta de viviendas

Foto: www.tracysnewyorklife.com

La iniciativa incluye una asociación del Gobierno estatal con organizaciones sin fines de lucro para proporcionar 250.000 dólares con el objetivo de financiar las pruebas de vivienda justa.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció que la iniciativa será administrada por Renovación de Viviendas y Comunidades del estado y permitirá a las organizaciones sin fines de lucro enviar probadores capacitados para que actúen como posibles inquilinos o buscadores de viviendas. 

El fin del programa es descubrir el trato discriminatorio e ilegal por parte de vendedores, corredores y propietarios del estado.

“Todo neoyorquino tiene derecho a vivir en la comunidad de su elección sin temor a un trato discriminatorio. La prohibición de Nueva York de la discriminación en las transacciones de alquiler y venta de viviendas no es solo una sugerencia, es la ley, y cualquier agente sin escrúpulos que infrinja esa ley debe rendir cuentas”, dijo el mandatario en un comunicado.

Cuomo también señaló que a partir del 17 de marzo comenzarán a regir nuevas regulaciones sobre tasadores con licencia y certificación, que les exigirá tener capacitación sobre vivienda y préstamos justos para ayudar a combatir la discriminación en esta materia.

“Estas nuevas acciones se basan en nuestros esfuerzos continuos para detener las prácticas de vivienda ilegales al encontrar a los malos actores que están sometiendo a posibles inquilinos y compradores a discriminación”, destacó el líder demócrata.

En 2019 fue promulgada la Ley de Estabilidad de Vivienda y Protección de Inquilinos que prohíbe la discriminación por fuente de ingresos, un crédito negativo o un historial de participación en la justicia. 

Un informe del Departamento de Servicios Financieros del estado de Nueva York precisa que el área metropolitana de Buffalo sigue siendo una de las ciudades con mayor segregación racial, ya que se evidencia una clara falta de asistencia financiera por parte de los prestamistas hipotecarios, en particular los prestamistas no depositarios.

Actualmente existe una propuesta para que la Agencia Hipotecaria estatal aumente de 3.000 a 7.500 dólares la asistencia para el pago inicial de los prestamistas en áreas desatendidas, así como modificaciones hipotecarias para que los arrendatarios puedan permanecer en sus hogares en tiempos de crisis. 

Translate »