Nueva Jersey y Nueva York lideran la tasa de infección por COVID-19 a medida que los casos aumentan en el país

Foto: AP/ Frank Franklin II

Los contagios han registrado un incremento en las últimas dos semanas que ubican a ambos estados como las regiones con las tasas de infección más altas en Estados Unidos. 

Los indicadores sanitarios revelan que Nueva Jersey ha registrado cerca de 647 casos por cada 100.000 residentes durante los últimos 14 días y Nueva York alcanza un promedio de 548 cada igual cantidad de habitantes, cifras que los ubican como los dos estados con los niveles de propagación del Coronavirus más altos del país.

Las estadísticas sanitarias de Nueva Jersey muestran que el promedio móvil de siete días de casos reportados fue de 3.552 para el 28 de febrero y el 27 de marzo la cifra cerró en 4.213 infecciones. Sin embargo, el índice de fallecidos ha mantenido una tendencia a la baja en el mismo periodo de tiempo, ya que hace un mes se contabilizaron 56 decesos diarios y la media se mantiene a la fecha en 35.

Por su parte, Nueva York registró un promedio móvil semanal de 3.164 contagios hace dos semanas y ese indicador cerró el 28 de marzo con un aproximado de 3.746 casos. A pesar de esta variación, el promedio diario de fallecidos ha descendido más del 50% debido a que hace un mes se contabilizaban 41 muertes diarias y actualmente se reportan 19.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), se han administrado más de 145 millones de vacunas en todo el país, de las cuales 49 millones corresponden a personas completamente vacunadas. 

De igual forma, las variaciones que registran Nueva Jersey y Nueva York evidencian que la inmunización todavía no logra frenar una tendencia que se ha comenzado a reflejar en todo el territorio nacional.

Aunque el número de fallecidos en el país ha mantenido un promedio diario de 1.000 casos durante las últimas dos semanas, los contagios no han mantenido esa estabilidad y actualmente se contabilizan cerca de 62.000 casos al día, en comparación con los 54.000 de hace dos semanas.

A principios de marzo, Anthony Fauci advirtió que Estados Unidos podría sufrir un nuevo pico de contagios de COVID-19, a pesar de ser el país que más vacunas está administrando en el mundo. “El problema es que estamos comenzando a estabilizarnos. Esa meseta es de alrededor de 60.000 a 70.000 casos al día. Cuando tiene tanta actividad viral en una meseta, casi invariablemente significa que se espera otro pico”, señaló en ese momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »