Nueva Jersey se mantiene firme a pesar que los estados vecinos endurecen las restricciones por Coronavirus

Foto: Flickr de Phil Murphy

El gobernador Phil Murphy indicó que los funcionarios no planeaban cerrar bares y restaurantes para controlar la segunda ola de la pandemia. Mientras que Nueva Jersey y Nueva York dieron marcha atrás con las flexibilizaciones.

A pesar de que los estados vecinos de Nueva Jersey están endureciendo las restricciones por el Coronavirus, Phil Murphy permanece firme en su defensa de mantener abiertos bares y restaurantes.

Esta semana, el gobernador demócrata anunció que los funcionarios no planeaban cerrar estos espacios para controlar la propagación del virus. Sin embargo, señaló que si los representantes de Salud vieran alguna consecuencia por mantenerlos abiertos, “el enfoque sería diferente”.

Los bares y restaurantes del estado pueden recibir un aforo de 25% puertas adentro. Además, las reuniones interiores tienen un límite de 10 personas como máximo, con excepciones en los servicios religiosos, bodas y funerales.

A diferencia de Pensilvania, que pasó a cerrar gimnasios, teatros y deportes de todas las ligas, el Estado Jardín ha permitido que las empresas de entretenimiento permanezcan abiertas al 25% de su capacidad.

«Estábamos a punto de quedarnos sin camas de hospital, ventiladores, EPP. Estábamos al límite, y el hecho es que pasamos, supongo que de los nueve meses, probablemente los últimos seis a siete meses reconstruyendo esas capacidades», dijo Murphy.

Y agregó: «Tenemos hospitalizaciones que han aumentado significativamente, y supongo que mi suposición es que van a aumentar, pero todavía están a unas 5.000 camas por debajo del pico en la primavera».

En las últimas semanas, Nueva Jersey ha implementado algunas restricciones nuevas centradas principalmente en reuniones tanto en interiores como en exteriores . El estado también detuvo los deportes de interior.

Nueva York, por su parte, tomó medidas al respecto como el cierre de los comedores interiores. “El comedor interior cerrará en la ciudad de Nueva York el lunes. Las hospitalizaciones no se han estabilizado y con una tasa de infección en aumento y la densidad de la ciudad, esto significa que comer en el interior es un riesgo demasiado alto. Continuarán las comidas para llevar, a domicilio y al aire libre”, informó Cuomo en rueda de prensa.

Translate »