Nueva Jersey registró 1.776 contagios y alcanzó cifras que no se evidenciaban desde hace cuatro meses

Foto: Twitter @GovMurphy

El Estado Jardín incrementó la cantidad de infecciones por COVID-19 y alcanzó un número que no se veía desde el 30 de abril, cuando la ola de contagios estaba en descenso y se registraron 1.686 casos.   

Con un 90 % de prevalencia de la variante Delta en el estado de Nueva Jersey, la estadísticas del Coronavirus siguen en aumento y este viernes cerraron con 1.776 casos, 9 fallecidos y un total de 751 hospitalizaciones, según informó el Departamento de Salud estatal.

Los indicadores sanitarios muestran que el promedio diario de casos en la última semana ha estado sobre 1.429, una variación significativa respecto a la media de hace un mes, que se ubicaba en 858 por día.

De igual manera, la situación en relación a las admisiones hospitalarias revela un aumento progresivo que se acerca a las cifras registradas el 19 de mayo, cuando la curva de camas ocupadas venía en descenso y alcanzaba 781.

A partir de ese momento, el número de hospitalizaciones estuvo en el umbral de 300 durante 4 semanas hasta que comenzaron a elevarse los indicadores nuevamente.

La tasa de transmisión en todo el estado cerró en 1,28 y la tasa de positividad en 6.54 %, según los datos estatales más recientes.

Nueva Jersey cuenta con un población de 9,2 millones de habitantes y ya contabiliza a 5,3 millones de personas completamente vacunadas, pero a pesar del avance del plan de inmunización 4 millones de personas todavía no cuenta con protección contra el virus.

De acuerdo con la comisionada de Salud del estado, Judith Persichilli, se estima que en los próximos días se contabilizará un promedio de 1.000 contagios por día, al menos durante el tiempo de rebrote que experimenta el estado y el resto del país.

Asimismo, anticipó que las hospitalizaciones aumentarán más de las tendencias actuales pero sin alcanzar sin alcanzar números “totalmente por las nubes».

El gobernador Phil Murphy ha reiterado que existe “una pandemia entre los no vacunados” y el antídoto es la salida para superar esta situación. Por esta razón, el estado estableció la obligatoriedad de vacunas para personal médico y entornos de alto riesgo o la presentación de pruebas semanales de COVID-19 negativo para frenar el avance de la variante Delta.

No se ha planteado la posibilidad de restablecer alguna medida de restricción en el estado, pero en vísperas del retorno a clases Murphy dijo que tiene “todas las opciones sobre la mesa” ante la posibilidad de establecer un mandato de vacunación para maestros.

Translate »